09/10/2019 Premio Nobel de Qumica

El Nobel "reconoci una carrera por las energas renovables", celebr un qumico argentino

Galo Soler Illia, doctor en Química e investigador del Conicet, asegura que el Nobel otorgado a John B. Goodenough, Stanley Whittingham y Akira Yoshino por el desarrollo de las baterías de iones de litio es un premio a quienes investigan el presente y el futuro de las energía renovables.


El premio Nobel de Química que hoy ganaron John B. Goodenough, Stanley Whittingham y Akira Yoshino por el desarrollo de las baterías de iones de litio "alegró a la comunidad científica porque fue un reconocimiento a una carrera por generar energías renovables, y nadie podría pensar las tecnologías de hoy sin el uso del litio", dijo un químico argentino.

"Uno de los puntos más interesantes de este Nobel es que se haya reconocido la capacidad que tiene la química básica", sintentizó a Télam Galo Soler Illia, doctor en Química e investigador del Conicet.

El científico se refirió al Nobel de Química que ganaron el alemán John B. Goodenough, el británico Stanley Whittingham y el japonés Akira Yoshino, cuyo trabajo "sentó las bases para una sociedad inalámbrica y libre de combustibles fósiles", destacó la Real Academia de las Ciencias Sueca.

"El litio es un elemento muy liviano y que se oxida liberando un montón de energía, entonces es bueno para generar baterías que tengan un gran voltaje", precisó Soler Illia.

El científico argentino indicó que el primero en darse cuenta de esta situación fue Whittingham en los años 70, al buscar métodos renovables para generar baterías y porque era la época de la crisis del petróleo.

"Entonces justamente Whittingham prueba su primera batería con litio metálico y con sulfuro de titanio, aunque luego se presentaron limitaciones", añadió.

Si bien, explicó, que "se había demostrado que el litio era muy importante, el cátodo de sulfuro de titanio se podía mejorar un poco y desarrollar potencial de oxidación más fuerte".

"Aquí Goodenough, que había trabajado mucho en la estructura electrónica de óxidos, predijo que usando óxidos en lugar de sulfuro de titanio la batería podía andar mejor", continuó.

Así, "encontró el óxido de cobalto, que puede albergar también litio, y desarrolló una batería de mucha más potencia en la década del '80", destacó Soler Illia.

"Hasta que a mediados de los 80, en lugar de usar litio metálico, Yoshino probó directamente un carbón con un litio atrapado adentro y pudo combinar una batería que fuera comercialmente viable", remarcó el químico.

Así llegamos a la actualidad, donde "las baterías de litio son muy importantes porque son las que le dan energía a nuestros celulares, a nuestras laptops y muy pronto a nuestros autos también", completó.

"Lo importante del reconocimiento a estos tres científicos es que pudieron hacer una especie de cadena en la cual fueron desarrollando conceptos: el primero, cómo meter al litio en una batería porque era liviano; el segundo, cómo mejorar los componentes de la batería para que tuviera un mayor potencial; el tercero, cómo hacer que esos conceptos se combinaran en algo fácil de hacer, estable y portátil", concluyó.

Los galardones del Nobel son entregados el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y en el Ayuntamiento de Oslo, para el de la Paz.