13/09/2019 cine alemn

"Trautmann": de las juventudes hitlerianas a la gloria atajando para el Manchester City

Se trata de la historia retratada de "Trautmann", de Marcus Rosenmûller, que se puede ver en el Festival de Cine Alemán en Buenos Aires.



Bernhard Trautmann fue una una gloria del Manchester City, equipo para el que atajó en 545 partidos luego de ganarse a su afición y a los ingleses en general que lo rechazaban por haber luchado para la Alemania nazi en la Segunda Guerra, historia retratada de "Trautmann", de Marcus Rosenmûller, que se puede ver en el Festival de Cine Alemán en Buenos Aires.

"No puedo juzgar a Trautmann. Admiro a todos los héroes que dieron su vida contra este régimen, pero no sé si yo tendría el coraje de hacerlo", dijo a Télam el director, un fanático del Bayern Munich.

La historia de Trautmann no es conocida para el gran público, aunque tiene todos los ribetes para ser un gran film: preso de guerra en Inglaterra, rechazó ser repatriado a su país para quedarse junto a su novia.

Las grandes atajadas en un club regional hicieron que el City, equipo de la comunidad judía mancuniana, pusiera los ojos sobre él.

Pero la cinta muestra cómo el amor al fútbol y el apoyo de su esposa y compañeros sirvieron para que Trautmann hiciera oídos sordos y consiguiera la idolatría de los hinchas, llegando a jugar parte de la final de la FA Cup de 1956, en la que venció a Birmingham por 3 a 1, con dos vértebras rotas.

Pese a las resistencias, Trautmann se conviritió, también, en un símbolo del diálogo británico-alemán en la reconstrucción europea de la segunda postguerra.

"No quería hacer una película para espectadores de los 50, sino algo actual", explicó Rosenmüller con respecto a las actitudes nacionalistas que se pueden ver en los ingleses contra el arquero.



- T: El filme habla también sobre la infancia y la pérdida de la inocencia.

- M.R.: En muchas de mis películas está la pregunta de cuándo perdemos la infancia. Ese punto donde perdés la inocencia y te convertís en un nacionalista o lo que sea. Siempre pienso en eso, en cuándo perdemos la inocencia y que nos damos cuenta que las reglas por las que nos guiamos quizás no son las correctas. Trautmann no era el mejor alumno en la escuela y cuando llega al ejército puede marchar con compañeros y lo disfruta, y sin darse cuenta es seducido por el régimen.

- T: Además hay grandes escenas de fútbol.

- M.R.: Como fanático no quería que otros las vieran y se aburrieran. Dedicamos mucho tiempo y vimos muchas películas. Al principio, pensábamos que teníamos que movernos con las cámaras adentro de la cancha y hacer escenas espectaculares, pero después nos dimos cuenta que no, que teníamos que filmar desde afuera y solamente en las partes más emocionales entrar. No fue fácil, tuvimos 45 días de grabación y usamos 15 estrictamente para estas escenas.

 
Trautmann