27/08/2019 Proyecto de ley

Proponen profesionalizar el trabajo del cuidado de personas y visibilizar una labor no remunerada

En 2018, el 93% de las personas fuera del mercado de trabajo en el mundo eran mujeres y solo el 7% eran varones y el principal motivo de la inactividad es el trabajo de cuidados no remunerado y las responsabilidades familiares.


Mejores condiciones laborales, promoción de la empleabilidad en las mujeres y la visibilización de una labor "en las sombras", que históricamente hacen las amas de casa sin remuneración, son puntos que impulsa un proyecto de ley para profesionalizar el trabajo del cuidado de personas debatido hoy en el Senado de la Nación.

"Las tareas de cuidado suponen el manejo de saberes específicos que históricamente han sido atribuidos a las mujeres como si estuvieran en su naturaleza, aunque pueden ser reconocidos como competencias laborales, transferibles a otros ámbitos y pueden ser adquiridos por personas de otro sexo", proponen los proyectos de ley realizados por el senador nacional por La Pampa Daniel Lovera.

Estos documentos postulan la creación de un programa de formación y jerarquización de trabajadores/as del cuidado, y un Sistema Integral Federal de Cuidados.

Según estadísticas de la Organización Integral del Trabajo (OIT), 647 millones de personas en edad de trabajar están fuera del mercado de trabajo por la imposibilidad de conciliar su vida laboral y personal.

El informe dela OIT incluido en el proyecto destaca que el aumento de la inversión en la economía del cuidado tiene la capacidad de generar un total de 475 millones de empleos en el mundo.

Senadores encabezados por Lovera y Beatriz Mirkin, quien además es secretaria adjunta del Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina debatieron esta iniciativa junto a referentes de reconocidas organizaciones como Unicef, ONU Mujeres y el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), entre otrtos.

Los proyectos de ley indican que si bien en Argentina existen algunas iniciativas en materia de cuidado, "la falta de coordinación a nivel nacional hace que su eficacia sea menor que la que se podría alcanzar con un Programa de Formación y Jerarquización como el que se propone".