23/08/2019 Tribunales

Revisarn el juicio abreviado por el crimen del modelo y la madre pide 21 aos de crcel

En octubre de 2010, Edgar Romero Ruiz Díaz mató de un disparo al modelo Diego Rodríguez en el barrio porteño de Liniers. El homicida estuvo siete años prófugo y tras ser capturado por Interpol en Paraguay y trasladado a Buenos Aires, a través de sus abogados, acordó una pena de seis años de prisión en un juicio abreveiado. Debido a la presión de Matilde Sarubbi, la madre del modelo, la Cámara de Casación Penal decidió revisar la condena.


La Cámara de Casación Penal revisará la condena a 6 años de prisión acordada en un juicio abreviado para el asesino del modelo Diego Rodríguez, cometido en 2010 en el barrio porteño de Liniers, luego de un recurso presentado por la madre de la víctima, quien consideró “injusto” ese fallo porque la pena mínima que le cabe es de “21 años de cárcel”.

“El asesino de mi hijo estuvo prófugo siete años y después de que yo misma lo busqué, lo encontré y le aporté los datos a la Justicia, era realmente injusto que sólo le dieran seis años de cárcel”, dijo este viernes a Télam Matilde Sarubbi, la mamá de Rodríguez.

Es que en julio pasado, a días de que se iniciara el juicio oral y sin notificar a la familia de la víctima, la fiscal Patricia Quirno Costa acordó esa pena con la defensa de Edgar Romero Ruiz Díaz (26), el acusado del crimen de Rodríguez, en un juicio abreviado que fue homologado por el Tribunal Oral de Menores 3, integrado por los jueces Sergio Real, Gustavo González Ferrari y Fernando Pisano.

Al enterarse del fallo, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich se comprometió a ayudar desde legalmente a la familia Rodríguez.

“Vamos a acompañar a los papás de Diego para que se haga justicia. Un homicidio no es una transacción", manifestó entonces la funcionaria en un comunicado, en el que consideró que la pena "termina siendo desproporcionada por el daño cometido”.

Tras ello, a la querella representada por el abogado Mariano Facciutto, se sumó el letrado Fernando Soto, y ambos presentaron el viernes pasado el recurso ante Casación para que se revise el fallo del TOM 3, que ahora fue aceptado.

“Lo único que queremos es que Casación revierta esta situación y nos dé la posibilidad de ir a juicio oral, tal como estaba pautado antes de que hicieran este acuerdo con el asesino de mi hijo”, señaló Sarubbi.

La mamá del modelo que al momento del hecho era la cara de la ropa interior masculina de la marca Dufour y hacía campañas para otras marcas, dijo que lo único que espera “es una fallo ajustado a la ley, con una pena acorde al daño que ocasionó. Ni más, ni menos”.

“Mis abogados hicieron el cálculo de que por más que le hayan bajado la calificación del homicidio criminis causa al homicidio agravado por el uso de arma, con los otros cargos que tiene, la pena mínima que le corresponde es de 21 años”, explicó Sarubbi.

En el recurso de la querella -al que tuvo acceso Télam-, los abogados Soto y Facciuto basan su apelación en la “inobservancia y errónea aplicación de los preceptos procesales que rigen el modo en que se ejercen y desarrollan los derechos de las partes en el proceso y, particularmente, los que hacen al ejercicio de derecho de defensa de la víctima de un delito”.

“El acuerdo celebrado por la Sra. Representante de la Procuración Fiscal ha incumplido con los requisitos procesales para la procedencia de un juicio abreviado”, señalan los letrados.

Los abogados sostienen que “la pena aplicada al Sr. Ruiz Díaz no es proporcional con la crueldad que exhibió al actuar, al daño causado", ya que como surge del requerimiento de elevación a juicio, el imputado "con un desprecio total por la vida humana acabó con la vida de Diego Rodríguez con un disparo mortal de arma de fuego”.

Rodríguez (28) fue asesinado la noche del 4 de octubre de 2010, cuando se dirigía en su camioneta Ford EcoSport a buscar a su novia a la casa de sus padres, situada en pasaje El Chacho 680, de Liniers.

Cuando esperaba estacionado a su novia, dos delincuentes que bajaron de un Fiat Palio robado, lo amenazaron con armas, le sacaron la billetera y, cuando le pidieron la entrega de la camioneta, le efectuaron un disparo en la cabeza, a raíz del cual murió horas más tarde en el Hospital Santojanni.

El caso tuvo un primer detenido que en 2012 fue declarado inocente en un juicio oral, mientras que en 2014 otro acusado fue condenado a cuatro años y tres meses de prisión por encubrimiento, pero sólo por haber tenido en su poder el arma homicida y no por participar del crimen.

Finalmente, casi siete años después del asesinato, y a instancias de todo lo que la madre del modelo había averiguado al infiltrarse en la villa 15 Ciudad Oculta y obtener testimonios y fotografías del acusado, Ruiz Díaz -quien tenía 17 años al momento del hecho-, fue detenido por Interpol en Paraguay, en agosto de 2017.
etiquetas