18/08/2019 bolivia

Declaran "estado de desastre" por incendios en municipios bolivianos que afectan una reserva natural


Más de 460.000 hectáreas de bosques y pastizales en la zona turística de la Chiquitania y en una reserva natural de la región boliviana de Santa Cruz, en el este de ese país, fueron arrasadas por un incendio, por lo que la gobernación declaró el estado de "desastre departamental".

El gobernador de esa región, Rubén Costas, aseguró hoy que esa declaración se justifica en "la dramática situación que estamos viviendo en el departamento y la gran vulnerabilidad que existe" por los incendios.



La declaración de desastre facilitará la actuación coordinada con el gobierno nacional, que envió a Santa Cruz al ministro de Defensa, Javier Zavaleta, y al viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, con ese propósito, según la agencia EFE.
El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró en Twitter que las autoridades nacionales están haciendo un "seguimiento permanente a los focos de incendio en Santa Cruz".

"Pedimos a la población colaborar y acatar todas las medidas preventivas", agregó Morales.

Unas 468.904 hectáreas fueron arrasadas por los incendios forestales que comenzaron hace unos diez días, según información difundida por la Gobernación cruceña.



Los municipios declarados en "desastre" por los incendios son Roboré y San Ignacio de Velasco, si bien las labores para controlar el fuego se desarrollan también en otras localidades como San Rafael, Charagua, Concepción, San Matías y San José de Chiquitos.

El incendio de mayor magnitud se registró en Roboré, donde trabajan instructores de bomberos forestales de la Gobernación, bomberos voluntarios, técnicos de municipios, militares y personal de Defensa Civil para proteger a las comunidades que pudieran verse afectadas, según el gobierno regional cruceño.

 
 

San Ignacio de Velasco, San José y Concepción son parte de la Chiquitania, una de las principales zonas turísticas de Bolivia donde están asentadas las misiones jesuíticas, declaradas patrimonio de la Unesco y consideradas de las mejor conservadas de América.

También preocupa la llegada del fuego a la reserva forestal de Tucavaca, cerca de Roboré, que protege una porción del "bosque seco chiquitano", además de fuentes de agua que son la base del sistema hídrico regional, según datos de la Gobernación cruceña.

etiquetas