15/08/2019 Italia

La crisis por el Open Arms con 147 emigrantes a bordo ahonda las diferencias en el Gobierno italiano

El premier Giuseppe Conte criticó la "deslealtad" del vicepremier Matteo Salvini por rechazar la ayuda a los más de 30 menores presentes entre los náufragos.


La prohibición de desembarco a las 147 personas que aún permanecen a bordo del barco de la OG española Open Arms, frente al puerto de Lampedusa, dividió este jueves al gobierno italiano al punto que el premier Giuseppe Conte criticó la "deslealtad" del vicepremier Matteo Salvini por rechazar la ayuda a los más de 30 menores presentes entre los náufragos.

"Hablar como ministro del Interior y alterar una posición clara de tu Presidente del Consejo, escrita negro sobre blanco, es un claro ejemplo de colaboración desleal, la enésima a decir verdad, que no puedo aceptar", criticó Conte a Salvini en una carta difundida por Facebook.

"Cuando me critica la obsesión por los puertos cerrados, se lo confirmo: Tengo una obsesión: la seguridad de los ciudadanos. No me pagan por ser un alma bella, sino por defender la seguridad", respondió Salvini momentos después, al confirmar que mantendrá el rechazo al desembarco de las personas que aguardan una resolución frente a la isla del sur italiano.

"Estamos a una milla de Lampedusa, pero todavía no tenemos permiso ni para desembarcar ni para entrar en el puerto", dijo a Télam Laura Lanuza, vocera de la ONG española.

La vocera explicó que "se ha vuelto a solicitar formalmente el permiso de desembarco y que suba un equipo médico y psicológico para detectar si hay algún caso que se deba evacuar".

"Estamos presionando porque el estado de todas las personas está muy al límite, están extenuados", subrayó.

Ante el pedido de la ONG, un equipo formado por miembros de la Guardia di Finanza, Guardia costera italiana y médicos forenses abordaron esta mañana el barco "para revisar a los 147 náufragos y chequear toda la documentación", indicó Lanuza.


etiquetas