13/08/2019 deep web

Especialistas coinciden en que es "extremadamente difcil" dar de baja los datos filtrados de la Polica

Se refirieron a los cerca de 700 GB con escuchas y datos personales sobre agentes extraídos de los servidores de la fuerza.

 Especialistas en seguridad informática coincidieron en que la información filtrada de la Policía Federal "muy difícilmente" pueda ser dada de baja, y que lo más probable es que los cerca de 700 GB con escuchas y datos personales sobre agentes permanezcan publicados en la "deep web".

Se trata de un gran cúmulo de datos variados (algunos sensibles y confidenciales), extraídos de los servidores de la Policía Federal, que fueron publicados ayer en la deep web (o Internet profunda) donde, a diferencia de la web común, los servidores que contienen la información no tienen administradores registrados.

"Acá lo difícil es que no se tiene a quién notificar, a quién ordenarle que baje el material. Me parece inviable la posibilidad de dar de baja ese contenido" incluso si la Justicia lo ordena, analizó en diálogo con Télam el abogado especializado en delitos informáticos Daniel Monastersky.

"La baja es extremadamente difícil porque (el material) depende de un servidor montado en la deep web", coincidió Cristian Borghello, director de Segu-Info, y explicó que una de las características de ese segmento de Internet no indexado por los motores de búsqueda convencionales es que se maneja con "'hidden services', servicios ocultos, que se levantan a necesidad y requerimiento del que los crea".

Allí, inclusive una computadora regular sin ningún requerimiento en particular, puede funcionar a modo de servidor, explicó a Télam, y aclaró que lo único que puede hacerse en este tipo de casos es obligar a la persona que subió la información que la dé de baja, siempre y cuando se descubra quién es.