13/08/2019 Lanzamiento

Noelia Moncada presenta "Encanto negra", disco inspirado en las races negras de la msica popular

La pieza contempla un amplio repertorio en el que conviven tangos, canciones brasileñas, candombes, sones cubanos y temas folclóricos, entre otros, todos ellos abordados con el acento puesto en los aspectos rítmicos que desnudan la impronta negra que los hermana.


En el marco del Festival de Tango de Buenos Aires, la cantante Noelia Moncada presentará este viernes su disco "Encanto negra", un trabajo grabado hace un año en vivo y que reúne títulos inspirados en las raíces negras de la música popular.

Acompañada por Pablo Fraguela, en piano y coros; Juan Pablo Navarro, en contrabajo; Ariel Argañaraz, en guitarra; y Facundo Guevara y Gaspar Tytelman, en percusión; Moncada realiza una suerte de paneo de los ritmos latinoamericanos que deja una puerta abierta para una mayor profundización en el futuro, algo que afirma que planea realizar en futuros discos.

Télam: ¿Cómo se despierta el interés en estas músicas y cuáles eran sus intenciones?

Noelia Moncada: Se despierta en un viaje a Brasil, al estar en contacto con los afrodescendientes a partir de su música y su presencia constante en las calles. Me dieron ganas de relacionarme con la música de otra manera. Tuve deseos de poder fusionar eso con músicas de latinoamérica que siento que tienen la misma raíz. Sin embargo, me di cuenta que el tema de la afrodescendencia era super complejo en la Argentina para abordarlo porque hay una historia de aniquilación, de invisibilización, de indiferencia.

T: ¿Cómo trabajó este repertorio a nivel técnico?

NM: Lo encaré de manera intuititva, escuchando bastante. De hecho, la palabra intuitivo y la manera de traspasar esta música de un modo no europeizante, es decir no por partituras, sino de boca en boca, tiene que ver con esta manera de empatizar. Es como decir: "Lo siento así. Ahí va".

T: ¿Por qué decidió titular al disco "Encanto negra"?

NM: Fue un proceso. Lo hablé mucho con poetas amigos. Quería reflejar la idea de prender una pequeña luz en algo que está invisibilizado. Al menos, se prendía en mí, como una pregunta, un caminito que se abría. Esa idea de luz fue girando hasta quedar en esto de encanto, pero siempre con esa idea de luz. Luego pensé que no podía ser "Encanto negro", tenía que ser "negra". Es una mujer. Caprichoso pero con sentido a la vez.
etiquetas