03/08/2019 Superliga

Vlez no lo pudo aguantar y Racing se lo empat

El conjunto de Liniers igualó 2 a 2 con su par de Avellaneda en el José Amalfitani. Nicolás Domínguez y Maximiliano Romero marcaron para el local en el primer tiempo pero Nery Domínguez e Iván Pillud empataron para la 'Academia' en el segunda.



Vélez Sarsfield y Racing empataron, 2-2, en un emotivo encuentro jugado en el estadio José Amalfitani, con arbitraje de Néstor Pitana, por la segunda fecha de la Superliga.

Los goles para Vélez fueron señalados en el primer tiempo, por Nicolás Domínguez y Maximiliano Romero (33 y 42 minutos, respectivamente).

Los de la entidad de Avellaneda los marcaron en el segundo período Nery Domínguez e Iván Pillud (11 y 42m., respectivamente).

En el primer tiempo, dentro de un desarrollo intenso y emotivo, Vélez se mostró superior a su adversario, pese a que las primeras llegadas de Racing fueron más profundas, aunque mal definidas.

Al promediar la etapa, el equipo local se adueñó definitivamente del control, con presión alta constante y con mayor tenencia y mejor circulación de la pelota. Esta situación obligó al conjunto visitante a replegarse, ordenado en bloque y apostando al contraataque.

Aunque ese orden visitante lo quebró Vélez al advertir que el 'negocio' era atacarlo por izquierda, a espaldas del lateral derecho Pillud, quien constantemente se mandaba al ataque y dejaba libre su sector.

Así, los dirigidos por Gabriel Heinze se pusieron en ventaja tras una excelente maniobra colectiva, interpretando lo que pregona el entrenador: la culminación de Nicolás Domínguez, filtrándose por la izquierda e internándose en el área adversaria, fue exquisita.

El volante de Vélez dejó desparramado en el piso a Nery Domínguez y definió de zurda con un tiro a media altura y a la izquierda de Gabriel Arias, que nada pudo hacer.

Con el buen despliegue de Gastón Giménez y de Thiago Almada, los de Liniers continuaron predominando en el campo y fueron por más. El premio llegó un rato más tarde, a los 42m., con otra filtración a espaldas de Pillud para que Bouzat, en esta ocasión, desbordara y enviara el centro que empujó Romero al gol, luego de aprovechar un rebote que dio el arquero.