01/08/2019 Siria

Damasco declar un alto el fuego tras semanas de violencia

El alto el fuego supondría el primer respiro para la población de Idlib y las provincias aledañas de Hama y Alepo, desde que en abril pasado las fuerzas sirias lanzaron una ofensiva en esa zona.


El gobierno de Siria anunció un alto el fuego en Idlib a partir de este jueves, tras una ofensiva de tres meses contra el último bastión rebelde que causó centenares de muertos civiles, el desplazamiento de cientos de miles y destrozos de instalaciones clave en esa provincia del noroeste del país.

La decisión fue anunciada después de conocerse que julio fue el mes más mortífero de 2019 y que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, autorizó una investigación sobre los ataques contra instalaciones de salud y escuelas en Idlib, durante la ofensiva del gobierno sirio, con apoyo ruso.

Pese a que el cese de hostilidades se aplica desde hoy mismo, el Ejército sirio puso como condición que se cumpla con lo prescripto por el acuerdo alcanzado para desmilitarizar Idlib en septiembre pasado entre Rusia, aliada de Damasco, y Turquía, que apoya a la oposición.

Ese pacto detuvo entonces una potencial ofensiva gubernamental contra la región y estableció un cinturón humanitario para los cerca de tres millones de personas que se estima viven en ella.