29/07/2019 Reino Unido

Johnson aliment el temor a un choque con la UE y encendi alarmas en Escocia

El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ya adelantó la semana pasada que las exigencias de Johnson "son inaceptables".


El flamante gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que el acuerdo del Brexit "está muerto" y puso condiciones para volver a negociarlo, dos mensajes que hicieron derrumbar la libra esterlina, alimentaron el temor de un choque con la Unión Europea (UE) y encendieron las alarmas en Escocia, una región que vuelve a pensar en la independencia.

"El Acuerdo de Salida está muerto, no es una opción, pero hay margen para un nuevo acuerdo", aseguró el premier a la prensa al visitar una base de submarinos nucleares en Faslane, Escocia, e inmediatamente agregó para que quede claro que su voluntad de negociar no supondrá una nueva postergación: "Vamos a salir de la UE el 31 de octubre."

Johnson puso como condición para esas negociaciones la eliminación del punto que establecía una salvaguarda para la isla irlandesa para mantener la libre circulación entre la República de Irlanda y la región de Irlanda del Norte, aún después del Brexit, hasta que se defina un acuerdo definitivo para esa frontera que no afecte el acuerdo de paz.

"Aspiro a llegar a un nuevo acuerdo; dependerá de la buena voluntad y el sentido común que pongan nuestro socios", agregó el premier, en referencia a la UE y los estados miembros, según el diario británico The Guardian.