23/07/2019 destinos

Un viaje hacia el pasado en la ciudad blanca de Arequipa

La geografía, la gastronomía y la cultura hacen de la "ciudad blanca" uno de los lugares para disfrutar lo mejor de América del Sur.

Asentada entre la costa y la sierra sur del Perú hasta los Andes, Arequipa, también conocida como la "ciudad blanca" debido a su composición geológica, es una visita obligada para disfrutar lo mejor de la gastronomía peruana en un viaje a la herencia precolombina y colonial de ese país de América del Sur.



Las construcciones, museos, calles y la riqueza natural que la rodea hacen propicio que los aventureros se sientan transportados a épocas coloniales en esta urbe distante a 1000 kilómetros de Lima.

Su denominación como "ciudad blanca" deriva del sillar, la roca volcánica formada por lava del imponente Misti, una de sus principales atracciones de Arequipa, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2.000.

El Mirador de Yanahuara, ubicado a 2 kilómetros del centro histórico de la ciudad y que está abierto todo el año, permite disfrutar de las mejores vistas: desde sus casonas antiguas y calles empedradas hasta los volcanes que la rodean como el Misti, Chachani y Pichu Pichu.