23/07/2019 Copa Libertadores

Godoy Cruz y Palmeiras igualaron en Mendoza y definirn en Brasil

El duelo entre el "Tomba" y el "Verdao" terminó igualado 2 a 2, en el choque de ida por los octavos de final del certamen internacional.


Godoy Cruz tenía todo para ganarle el partido a Palmeiras en el primer tiempo, cuando se imponía por 2 a 0, pero finalmente terminó igualando 2-2 en el estadio Malvinas Argentinas este encuentro de ida correspondiente a los octavos de final de la Copa Libertadores que se pusieron en marcha este martes.

Y el "Morro" Santiago García fue "príncipe y mendigo" de la noche mendocina, ya que marcó los dos tantos de su equipo y dispuso de un penal para el 3-1 en la primera etapa, pero su disparo colocado terminó rebotando en la punta de los pies del arquero Weverton.

El primer tiempo fue todo de Godoy Cruz, que sorprendió al líder del Brasileirao con un fútbol pulcro pero punzante, que tuvo profundidad y contundencia cada vez que apareció el uruguayo Santiago García.

Y de hecho apenas se habían superado los 15 minutos cuando el "Morro" cabeceó desde el borde del área chica brasileña para vencer por primera vez al arquero brasileño Weverton.

Pero esa prematura ventaja no confundió a los dirigidos por Lucas Bernardi, que continuaron manejando el ritmo del partido, presionando alto y buscando ampliar la diferencia con buen juego.

No extrañó por ello que antes de la media hora otra vez apareciera Santiago García, esta vez ingresando por derecha para definir contra el primer palo de Weverton, colocando una diferencia que permitía ilusionar a los numerosos aficionados mendocinos que se llegaron hasta el Malvinas Argentinas.

Pero apenas cinco minutos después y de una pelota perdida llegó el descuento de los brasileños a través de un cabezazo de Felipe Melo luego de un centro desde la derecha que el longilíneo arquero Andrés Merhing no supo cortar al momento de saltar, ya que recogió los brazos en lugar de extenderlos.

El 1,90 metro de Merhing tenía un espejo exacto en la altura de su colega Weverton, que por contrapartida salvó a su equipo del tercer tanto de Godoy Cruz y del propio Santiago García cuando a los 38 minutos le desvió con la punta del pie derecho un tiro penal lanzado por el uruguayo al centro del arco.

Ese era un momento clave del partido, porque iba a impactar decisivamente en el ánimo de ambos equipos según el resultado de la acción, y la contención del guardavallas brasileño entonó a sus compañeros y derrumbó a los locales.

Por eso en el arranque del segundo período todo fue de Palmeiras (por diferencia de gol encabeza el campeonato brasileño con los mismos puntos que el Santos del argentino Jorge Sampaoli), que manejó los tiempos, metió a Godoy Cruz contra su arco y logró empatarle a través del colombiano Miguel Borja antes de los 15 minutos.