17/07/2019 show

"Ventarrn es un quinteto de cmara, muy intimista", dijo el cantor Juan Varela

El grupo de tango que lleva casi 20 años en escena se presentará este jueves a las 21 en el Caff del barrio porteño de Almagro.

El quinteto tanguero Ventarrón, formado en el 2000 e integrado por tres guitarras, guitarrón y contrabajo, y dirigido por Roberto Calvo, se unió al cantor Juan Varela, junto a quien este jueves a las 21 presentará en el Caff su nuevo trabajo “El desbande”, donde recrean una amplia paleta que incluye canciones de diferentes épocas del género y una pieza propia.

“Ventarrón es para mí un quinteto de cámara en el sentido que es muy intimista. No hay guitarristas que sobresalen, eso me pareció interesante. Tiene momentos en que uno ve todo una panorámica, una película. Todos los integrantes arreglan y cada uno tiene su impronta dentro de esta aventura”, comentó en charla con Télam Juan Varela.

Dueño de una voz dulce y de una enorme calidad interpretativa, Varela reparte sus días entre el canto y su trabajo como taxista. Nunca dejó de despuntar el vicio de cantar, pero siempre lo hizo paralelamente al trabajo. Integró grupos emblemáticos como Los Andariegos, el trío de Emilio de la Peña y La Manija, del Chango Farías Gómez, de quien fue amigo.

En una día laboral como todos, Varela hizo una pausa para hablar con la agencia. “Esta es la vida real, todo eso es una cosa medio que no es real, es música, te aplauden y eso”, dijo.

“Nunca me dediqué a cantar como una profesión, lo hice mientras trabaja en algo. Nunca estuve en relación de dependencia, siempre estuve en la gráfica -es el responsable del arte de tapa del disco-, tuve un taller mucho tiempo con empleados, tuve una etapa jodida, después con el taxi me la rebusqué”, contó Varela, de 60 años.

“Practico el cero ego, es fundamental para convivir, no tengo actitud para tocar un timbre y decir '¿querés escucharme?' -continuó-. Siempre busqué el compartir, el ir a cantar y hacerlo lo más profesionalmente posible”.

El cantor conocía a la formación original y luego de una pausa sus integrantes volvieron a reunirse en el 2014 con algunos cambios, en la actualidad cuenta con la dirección de Roberto Calvo (guitarras y arreglos), junto a Mariano Lucesoli y Gustavo Margulies (guitarras), Emiliano Faryna (guitarrón) y Hernán Cuadrado (contrabajo). A Juan Varela lo invitaron a participar del disco y decidieron enaltecer su nombre al decidir sumarlo al del grupo.

“Yo no quería porque ellos fueron siempre Ventarrón, de hecho grabaron dos discos con otro cantor “Tango & Guitarras” (2002) y “Ciudad de la luz” (2005).

Ventarrón & Varela presentarán mañana a las 21 en el club ubicado en Sánchez de Bustamante 772, Capital Federal, “El desbande”, un disco que recrea un amplio repertorio incluyendo piezas de Ástor Piazzolla (“Oblivion”, "Otoño porteño" y "El desbande" - que da nombre al disco-), y otros de Aníbal Troilo y José M. Contursi (“Valcesito amigo” y “Mi tango triste”).

También contiene “Lluvia fue”, un tango actual de Roberto Calvo y Gustavo Kehoe, uno de los que cuatro que Varela canta en el disco, y “9 de Julio” (1916) del tucumano José Luis Padula.

T: ¿Se puede decir que sos tanguero?
JV: Yo siempre fui tanguero, porque a mi siempre me atrajo el tango musicalmente, me parecía algo más elaborado, más rico. Me crié cantando tango, mi viejo me quemaba la cabeza todos los días, tenía muy buen gusto.

T: ¿Con qué época del tango te sentís más identificado?
JV: Me gusta cierto tango, el de los 40 y 45, época en la que estaban todos los cantores que admiro como Verón, Floreal Ruiz, Fiorentino, eran todos impresionantes, tenían una gimnasia bárbara, estaban rodeados de música, cantaban todos los días. Hoy en día a los músicos les cuesta porque no hay una continuidad del laburo.

T: ¿Se puede decir que estás lejos del estereotipo del tanguero?
JV: Hay un prototipo del tanguero. El actor sobreactúa un poco, no es lo mismo un actor en cine que en el teatro, en el escenario le tiene que hablar a los de la última fila, entonces los de la primera fila lo esuchan fuerte. El tango por ahí tiene algo de sobreactuar un poco, eso no me gusta. El quinteto contiene a un cantor como yo, que no es de ese estereotipo.

T: ¿Estudiaste canto?
JV: Nunca estudié canto, aprendí escuchando. A todos los cantores le podés sacar algo, la actitud, la inflexión de cada palabra. El que dice que no tiene influencia de nadie, miente.