05/07/2019 show

"Pollo" Raffo lleva una nueva entrega de su "Msica de Flores" a la cpula del CCK

El tecladista, compositor y orquestador presentará este sábado, a las 20, su disco "Llueve sobre la Biblioteca Nacional".


Juan "Pollo" Raffo presentará este sábado a las 20, su disco "Llueve sobre la Biblioteca Nacional", quinta entrega de lo que ha dado en llamar "Música de Flores", en la cúpula del Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK) de esta capital.

Se trata de nueve composiciones instrumentales en las que, acompañado por su habitual banda integrada por Martín Rur, en saxos y clarinetes; Tomás Pagano, en bajo; y Rodrigo Genni, en batería; el músico mantiene la mezcla de ritmos sudamericanos con el espíritu del jazz rock que caracteriza sus trabajos.

"El rotulo de 'Música de Flores' es una suerte de humorada, si se quiere, que tiene que ver con ponerle un título a una música que no tiene género definido. Yo me siento un compositor más que nada, entonces esta es una música de autor y no de género. El punto común es que la música la escribo yo y vivo en Flores desde hace muchos años, así que es música de Flores", explicó Raffo a Télam.

Y acotó: "Lo de 'Llueve sobre la Biblioteca Nacional' surgió porque está la cosa entre melancólica y romántica de la lluvia, pero también está la idea de naturaleza atacando construcciones humanas. El título lateralmente me sonó a una especie de amenaza. Los activos culturales dejaron de ser un valor social, en detrimento de los activos materiales. Esa es mi reflexión con el título, tomando el estereotipo de la Biblioteca como reservorio del conocimiento".

Télam: ¿Considera que sus discos dialogan con obras literarias y conforman una especie de corpus sobre el barrio de Flores?
Juan Raffo: En realidad tiene que ver con lo que contaba. Después se le puede buscar analogías y simbolismos que tienen que ver con la literatura, con lo barrial o con características propias de Flores. Tiene esa cosa entre lo urbano y lo suburbano con tres cuadras de distancia. A veces pienso que Flores es un poco como un ángel caído comparado con otros barrios como Belgrano o Caballito, que están relacionados con el ascenso de la inmigración.

T: Por el uso que hace de los ritmos latinoamericanos pareciera también que se trata de una lectura de esas músicas desde el barrio de Flores. ¿Hay algo de eso?
JR: Yo siempre hago el chiste que la primera vez que vi una vaca fue porque mi mamá me llevó a la rural. No me siento un baluarte de la autenticidad telúrica porque no es mi historia. Mi relación con el folclore, por ejemplo, está basada en el consumo que yo hice de esa música desde mi ciudad. Yo creo que lo interesante es la apropiación que uno hace de eso. No se trata de aprender el estilo, sino tomar lo que te interesa y puede servir para el proyecto.

T: En muchos temas de este disco hay una fuerte presencia de los vientos, ¿fue algo pensado a la hora de componer los temas o se dio así cuando los trasladó a su banda?
JR: Yo siempre escribo teniendo en cuenta la instrumentación. Me da más seguridad cuando defino cuál va a ser la instrumentación. Para mí es super organizador, sino se trabaja sobre infinitas posibilidades. Siempre trabajo desde lo concreto. No es que aparece una idea, la escribo pensando en una instrumentación ideal y la guardo hasta que pueda concretarlo. No me seduce esa idea.