01/07/2019 Salta

Piden juicio oral contra el ex obispo Gustavo Zanchetta, acusado de abuso sexual

El ex obispo de Orán, a quien el Papa trasladó al Vaticano en julio de 2017, es acusado de "abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido".


La fiscal de la causa contra el ex obispo de la localidad salteña de Orán, Gustavo Zanchetta, quien había sido trasladado por el Papa al Vaticano, requirió la elevación a juicio oral del caso contra el religioso, acusado de "abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido", informaron hoy fuentes judiciales.

En el pedido, la fiscal penal de Violencia de Género y Delitos contra la Integridad Sexual de Orán, María Soledad Filtrín, describió y aportó pruebas y testimonios que involucran como víctimas a dos jóvenes seminaristas por hechos ocurridos mientras Zanchetta era obispo.

El primer caso se trata de una denuncia realizada formalmente el 6 de febrero pasado por un joven que "relató episodios de contenido sexual de parte de quien ejercía las funciones de obispo de la Diócesis de Orán, Gustavo Zanchetta, y que ocurrieron a partir de 2017”. Según la denuncia, los hechos "tuvieron como escenario el edificio del seminario Juan XXIII y un domicilio particular de Los Toldos.

El segundo caso fue denunciado el 13 de febrero por otro seminarista que dijo haber sufrido "episodios de significación sexual y conductas inapropiadas frente al público y en el ámbito privado” en "la casa parroquial San Antonio, el edificio del seminario Juan XXIII y la casa del obispo desde 2016".

Zanchetta renunció al obispado el 31 de julio de 2017 a pedido del papa Francisco, quien en diciembre lo designó como consejero en la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica APSA, denominada la "inmobiliaria" del Vaticano, ya que administra más de 5.000 propiedades en el mundo.

El pedido de elevación a juicio incluye los resultados de las pericias psiquiátricas y psicológicas, realizadas por profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), con contralor de la profesional aportada por la defensa técnica.

Entre otros aspectos, el informe psiquiátrico indica que el acusado “presenta personalidad con rasgos psicopáticos, indicadores de manipulación, emociones superficiales, escasa capacidad empática" y que "no presenta psicosis ni otro trastorno mental que altere la relación con la realidad". La pericia concluye que "se vincula a través de interrelaciones dispares, ejerciendo poder sobre el otro" y que "puede comprender la conducta desplegada y discernir actos socialmente reprochables”.

Además de abuso sexual, la Iglesia investiga a Zanchetta por "abuso de poder y mal manejo de los fondos" del obispado.