30/06/2019 Corea del Norte

Con una cumbre sorpresa, Trump y Kim relanzan el dilogo por el desarme nuclear

El presidente estadounidense, se reunió de manera sorpresiva con el líder norcoreano, en la zona desmilitarizada de la frontera intercoreana, en un breve encuentro cargado de simbolismo histórico que volvió a abrir la esperanzas sobre la reapertura del proceso de diálogo entre ambos países.



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, sorprendieron hoy al mundo al concretar un inesperado encuentro en la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas, descongelar la relación bilateral y relanzar las esperanzas de un acuerdo de desnuclearización de la península.

Por primera vez en la historia, un presidente estadounidense pisó suelo norcoreano, un gesto sorprendente de Trump que rápidamente derivó en el deshielo de la relación bilateral, paralizada desde principios de año.

El encuentro, que públicamente propuso el sábado Trump desde su cuenta de Twitter, se convirtió en una cumbre informal en la que una vez más fue fundamental el papel jugado por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, una figura clave en el proceso de desnuclearización de la península de Corea.

El encuentro comenzó con un saludo entre Kim y Trump en la zona desmilitarizada de la frontera quienes, una vez concretada la foto de rigor, se dirigieron hacia territorio del norte, generando con solo unos pasos, un hecho de magnitud histórica como lo es que un mandatario estadounidense ingrese por primera vez a uno de los últimos bastiones del comunismo en el mundo.

"Me alegro de verlo de nuevo. No esperaba verlo jamás en este lugar" le dijo Kim al momento de estrecharle la mano a Trump.

"Se trata de un momento histórico que pretende poner fin al conflicto en la península" explicó después Kim, quien agregó que el gesto de Trump fue "valiente" y demostró "su voluntad de eliminar todo el pasado de infortunio y abrir un futuro nuevo".

Por su parte, el presidente estadounidense destacó que "están pasando cosas muy positivas" en la península desde el acercamiento con Pyonyang que protagonizó el año pasado.