19/06/2019 show

Kefren regresa con la idea de convertirse en la resistencia del hard rock

Tras 15 años de su último disco, la banda lanza "Como antes" y lo presenta este sábado al escenario de Acatraz, ubicado en la Avenida Rivadavia 3636, de la ciudad de Buenos Aires.

En tiempos de predominio del trap y la música electrónica, la banda Kefren regresa con un nuevo disco, a 15 años de su última producción, en el que intenta reivindicar al hard rock de los '70 y '80, y la música “tocada en vivo”.
 

“Somos la resistencia. Quienes nos vengan a ver se encontrarán con una banda con 'tracción a sangre', cuatro tipos que no disparan pistas, sino que tocan en vivo”, explicó a Télam el cantante Sebastián Gaba, mientras prepara el show del próximo sábado 22 de junio, en un local ubicado en el barrio porteño de Almagro, en donde mostrarán las canciones de su nueva placa “Como antes”.

Formada a fines de la década del '80, con influencias de grupos como Kiss y Aerosmith, Kefren se estableció como una referencia del hard local local, lo cual afianzó a partir de sus colaboraciones con el ex Kiss Bruce Kulick, el actual baterista de esa misma banda Eric Singer y el ex Guns 'n' Roses Gilby Clark.

El grupo registró su última placa en 2004, se separó al poco tiempo e intentó un regreso en 2010 que quedó trunco por el fallecimiento de su bajista Leonardo Moon.

La vuelta de Kefren fue posible cuando Sebastián Gaba descubrió en su amigo Hernán Cotelo, con quien compartió uno de los tantos cruceros de Kiss que realizó, a un bajista capaz de asumir el rol dejado vacante por Moon.

En diálogo con Télam, Gaba se refirió al regreso de la banda, que completan Daniel Key en guitarras y voces, y Dukke en batería; que el próximo sábado subirá al escenario de Acatraz, ubicado en la Avenida Rivadavia 3636, de esta ciudad, para seguir escribiendo su historia.

Télam: ¿Qué podrías comentar sobre el disco “Como antes”?
Sebastián Gaba: Es un disco que tiene que ver con lo vintage, con que somos una banda que no dispara pistas, que es todo tracción a sangre. Tal vez sea el último disco físico en la historia de la banda porque ahora ya hay otras modalidades de hacer llegar tu trabajo al público, pero quisimos hacerlo así. El título habla de eso y de festejar la obra y la memoria de Leo. No quedarse en la tristeza.

T: ¿Cómo se hace para que este trabajo no sea sólo un recuerdo de lo que fueron?
SG: No nos consideramos una banda consagrada. Tenemos un grupo de gente que nos sigue pero no somos famosos, entonces no estamos obligados a mantener una línea porque una compañía lo exige así. Nosotros tenemos una cabeza abierta como para escuchar cosas que nos alimenten.

T: Hacen mucho hincapié en que son una banda “con tracción a sangre”. ¿Pensaron alguna manera de aggiornarse sin perder la esencia?
SG: Mitad en serio y mitad en broma, yo decía el otro día que tendríamos que haber incluido a un trapero en el medio de alguna canción nuestra haciendo lo suyo. Me acuerdo del regreso de Aerosmith que fue con una versión de “Walk this way” junto a Run D.M.C. Yo creo que esas cosas se pueden hacer sin perder la esencia. Si conservás esa base, todo suma.