13/06/2019 opinin

Queremos una Tierra del Fuego de todos y para todos

El próximo domingo habrá elecciones en la provincia de Tierra del Fuego en las que, además de otros cargos, estará en disputa la gobernación. Sobre el futuro de la provincia opinó para Télam el actual intendente de Río Grande, Gustavo Melella, candidato a gobernador por Forja, en alianza con el Movimiento Popular Fueguino.

Gustavo  Melella

Por Gustavo Melella

Los fueguinos vivimos un contexto duro, con pérdida de calidad de vida y pérdida de derechos, pero lo que estamos logrando a través de este proceso electoral nos llena de esperanza y de fuerza.

El 16 de junio, vamos a elegir entre dos modelos de provincia: uno fuertemente vinculado a la vieja política, al ajuste, a la persecución de los trabajadores, a la complicidad frente a las políticas del gobierno nacional que han destruido la industria y el empleo; y otro que propone políticas inclusivas y de producción, que defiende sin restricciones la soberanía argentina sobre Malvinas y el derecho a un salario digno de los trabajadores públicos y privados, que promueve la innovación como motor de nuevas oportunidades de desarrollo y, sobre todo, que no deja a nadie afuera del proyecto colectivo.

La política es esa herramienta que nos ayuda a transformar la vida de los demás, en especial la de los que menos tienen. Nosotros queremos que todos vivamos mejor: el empresario, el trabajador, quien perdió el empleo, el pibe que nunca lo encontró, los que están estudiando, los docentes, la policía, los médicos, los enfermeros, absolutamente todos.

Vivir mejor significa que defendamos el empleo y la industria para tener dignidad. Significa que podamos tener un proyecto de vida, esperanza cierta con un empleo digno. Vivir mejor significa tener una salud pública de calidad, que no tengamos que estar toda la noche para conseguir un turno y que después no haya insumos en los hospitales.

Vivir mejor significa que nos reconozcamos como esa provincia grande, y no renunciar a la soberanía, no entregar los recursos naturales y el reclamo por Malvinas, no hacer silencio y ser cómplices de las políticas que tanto daño les han hecho a los fueguinos.

Significa que nuestros docentes y no docentes cobren un salario digno, tener una política educativa clara. Saber para qué enseñamos, cómo enseñamos y qué ciudadano queremos. Que nuestros docentes trabajen tranquilos sin ser perseguidos. Que si hay un pibe con discapacidad y necesita un maestro acompañante, lo tenga y no tenga que andar mendigando.

Vivir mejor significa, también, que todos tengamos derecho al acceso a la tierra y la vivienda. El Estado tiene que garantizar que un joven, que un trabajador, que un fueguino que hace años espera, tenga su vivienda.

Con todos los que conformamos el espacio político con el que me presento como candidato, tenemos un sueño. Soñamos a lo grande, y queremos una Tierra del Fuego de todos y para todos. Tenemos la obligación de poner el corazón, el cuerpo y todas las ganas. Tenemos que luchar y trabajar para todos.

Creemos que hay otra forma de vivir en Tierra del Fuego, y que hay otra forma de hacer política. Tenemos un gran equipo para lograrlo.

Estos años hemos mantenido la coherencia. Hemos tenido aciertos y errores, pero siempre con la intención de trabajar por los demás.

Nosotros no perseguimos la foto con algún referente nacional. Estamos enfocados en los problemas de Tierra del Fuego. En los de todos los días. Estamos ocupados en vivir mejor.

Actual intendente de Río Grande. Candidato a gobernador por Concertación Forja.