24/05/2019 ciudad de Buenos Aires

Inmigracin, oficio y tradicin: la frmula de las familias pasteleras porteas

Este sábado comienza la Semana de la Pastelería Artesanal, una tradición porteña que se forjó de la mano de las diferentes colectividades que se instalaron en el país.



Inmigrantes, paisajes de una Buenos Aires que ya no está, el oficio como tradición y un respeto casi religioso por las recetas entrecruzan las historias de distintas familias icónicas de pasteleros porteños que se preparan para celebrar la Semana de la Pastelería Artesanal que comienza este sábado.

"Mi abuelo llegó de un pueblito de Italia en 1902 ó 1903 con el oficio y empezó a trabajar en El Molino que estaba en Rivadavia y Rodríguez Peña, después estuvo un tiempo cuando se mudaron frente al Congreso y en 1919 abrió éste lugar", dijo a Télam Héctor Brignole, su nieto, al frente del mismo negocio 100 años después.

Se trata de El Progreso, la pastelería ubicada en Recoleta que hoy es un clásico porteño en gran parte por sus preparaciones con hojaldre (milhojas, empanadas) pero que un siglo atrás fue apenas un proyecto familiar que se inició gracias a la experiencia del maestro pastelero en El Molino.

"Era 1919 y armó esta confitería copiando todo y después empezó mi papá y cuando fue mi turno y reprobé el ingreso a Ciencias Económicas tuve que elegir entre trabajar en una compañía de seguros por un contacto o empezar acá y no lo dudé", recordó Brignole.