21/05/2019 Austria

Crece la presin sobre el jefe de Gobierno por el explosivo "Ibizagate"

El Parlamento de Austria votará la semana próxima la continuidad en del canciller conservador Sebastian Kurz, tras un escándalo de corrupción que derribó su gobierno e hizo estallar su coalición con la extrema derecha.

La política de Austria se sacudió la semana pasada cuando dos medios alemanes publicaron un explosivo video grabado con una cámara culta en el que el líder del Partido de la Libertad (FPO), Heinz-Christian Strache, parece ofrecer contratos públicos a una falsa representante de un millonario ruso a cambio de donaciones de campaña.

 El video, filmado en una lujosa finca en la isla española de Ibiza en julio de 2017, llevó a la renuncia de Strache como vicecanciller el sábado, a la convocatoria de elecciones anticipadas y al fin de 18 meses de alianza entre el Partido Popular Austriaco (OPV) de Kurz y el FPO, que la ultraderecha europea presentaba como ejemplo y modelo. 

Las elecciones anticipadas por Kurz se esperan para septiembre, y son un intento del joven jefe de gobierno, el político más popular de Austria, de sobrevivir al escándalo pidiendo a los austriacos concurrir a las urnas para reforzar la posición de su partido.

Pero estas intenciones podrían chocar con un primer escollo tan pronto como la semana próxima, en concreto durante una sesión especial convocada para el lunes para discutir una moción de censura -es decir, una votación sobre la continuidad o no de Kurz en su cargo- presentada hoy por el opositor partido ambientalista Jetzt.