16/05/2019 opinin

El futuro de La Pampa marcar un norte en el cambio del pas

El próximo domingo habrá elecciones en la provincia de La Pampa en las que, además de otros cargos, estará en disputa la gobernación. Sobre el futuro de la provincia opinó para Télam el actual diputado nacional Sergio Ziliotto, candidato a gobernador de La Pampa por el Frente Justicialista Pampeano.

Sergio  Ziliotto

Por Sergio Ziliotto

Los pampeanos nos enfrentamos el 19 de mayo a una elección histórica, en la que vamos a ratificar el rumbo que sellaron treinta y seis años de gobierno Justicialista y que han puesto a la provincia en un lugar de privilegio en el concierto nacional. Cualquier índice socio económico basado en estadísticas oficiales destroza el relato electoral que intenta poner en duda la realidad actual. Hoy más que nunca, es la única verdad.

La concepción de un Estado presente forjó un nivel de calidad de vida que no estamos dispuestos a resignar. Nuestras prestaciones de salud, educación y seguridad son de excelencia y permiten el desarrollo armónico de nuestra sociedad, basado en certidumbres y tranquilidades instituidas, en la certeza de que nuestras políticas siempre están orientadas al bienestar de nuestros comprovincianos.

Estamos ocupados en afianzar el desarrollo de la provincia a partir de la diversificación de nuestra producción, convencidos de
que la prosperidad de los pampeanos está indisolublemente vinculada al trabajo digno.

Hoy, todas esas condiciones que orgullosamente podemos mostrar al país, están en grave riesgo por las políticas que en los últimos tres años aplicó, en todos los sentidos, el gobierno de Cambiemos.

La Pampa fue literalmente abandonada por el gobierno nacional. En tres años se construyeron con fondos nacionales sólo 60 viviendas sociales, cuando el promedio anual era de 1.000; se prometieron cuatro jardines de infantes que se abandonaron a mitad de ejecución; no se repararon rutas y la provincia tuvo que hacerse cargo de reparar las que se cortaron producto de las inundaciones; se abandonaron programas educativos y de salud que tuvimos que salir a compensar con recursos económicos y humanos de la provincia. Estos son sólo algunos ejemplos de lo que el gobierno nacional nos hizo a los pampeanos, discriminando a la provincia como nunca antes se había hecho.

Un párrafo aparte merecen las políticas económicas del gobierno nacional que La Pampa pudo atenuar fruto de años de tener nuestras cuentas públicas ordenadas. Como en el resto del país, los pampeanos sufrimos las destrucción del empleo que generó Cambiemos. No sólo cayeron empresas emblemáticas como Alpargatas, sino que se vulneraron las economías regionales y se puso en crisis la red de microemprendedores que con esfuerzo tejió el gobierno provincial en todos los rincones de nuestra provincia.

El achique del Estado también pegó en los pampeanos. Agricultura Familiar, el INTA, fueron afectados por despidos y achicamiento. El gobierno de Macri fue impiadoso con los trabajadores, y sus políticas resultaron devastadoras en los sectores más vulnerables.

Es evidente que el modelo Justicialista y el de Cambiemos son antagónicos, y justamente por eso la elección del 19 de mayo es trascendente. Los pampeanos debemos optar entre el desempleo, la inflación y los tarifazos que promueve el gobierno nacional y sus socios locales, o el modelo del Justicialismo, que es de igualdad, inclusión y el respeto a los pampeanos.

Estoy convencido que el futuro de La Pampa y del país está en juego. Los pampeanos decidiremos el próximo 19 de mayo afianzar un modelo de provincia, con un Estado presente y eficiente que mostramos orgullosos y que defenderemos irrenunciablemente durante los últimos 36 años.

Pretendemos ser un ejemplo que se propague a nivel nacional, y que en las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre los argentinos pongamos fin al proceso de destrucción nacional iniciado en 2015 y que, montados en el engaño y las mentiras, pretenden prolongar.

Los argentinos tenemos futuro. Somos un pueblo que ha sabido recuperarse en los peores momentos de la historia, y hoy no tengo dudas que volveremos a poner a la Argentina de pie, finalizando democráticamente con uno de los gobiernos más nefastos que soportó nuestra Nación.

(*) Diputado nacional. Candidato a gobernador de La Pampa por el Frente Justicialista Pampeano.