07/05/2019 Pretoria

Sudfrica vota en un contexto de alto desempleo y desigualdad

La apatía y la decepción con el partido gobernante son tan evidentes que el propio presidente, Cyril Ramaphosa, lo reconoció el domingo pasado en su acto de cierre de campaña.


A 25 años del ascenso al poder de Nelson Mandela y el final del apartheid, los sudafricanos elegirán mañana a sus autoridades en medio de un contexto de alto desempleo y desigualdad racial y económica, en el que se estima que el oficialismo volverá a ganar, aunque podría reducir su apoyo.

El Congreso Nacional Africano (CNA) que supo dirigir Mandela siempre ganó las elecciones nacionales desde el fin del apartheid y hasta ahora lo hizo por una amplia ventaja, con porcentajes mayores al 60%. Por primera vez las encuestas lo ubican debajo de esa cifra y más cerca de un 50% de los votos.

El año pasado, el desempleo volvió a crecer y superó el 27%, una cifra que se suma a la tajante descripción que hizo el Banco Mundial de uno de los países más ricos de África como "el más desigual del mundo", una inequidad marcada por el elemento racial, en la que prácticamente no hay miembros de la minoría blanca entre los sectores más pobres.
etiquetas