26/04/2019 Espaa

Catalua, la clave de los comicios ms inciertos de la historia del pas

El conflicto secesionista, que dividió a españoles y catalanes por igual, desplazó el debate político al terreno emocional, radicalizó el voto y puede derivar en mayores problemas de gobernabilidad.

Por Cecilia Guardati

La dispersión del electorado para las elecciones de España del próximo domingo, se refleja con claridad en los barrios más populares de Barcelona, donde el conflicto secesionista, que dividió a españoles y catalanes por igual, desplazó el debate político al terreno emocional y radicalizó el voto y puede derivar en mayores problemas de gobernabilidad y convivencia para España.

Harto de que nadie ponga freno a los independentistas, Carmelo Rodriguez, un empleado precario que vive en Ciudad Meridiana, uno de los barrios más humildes de Barcelona, asegura que está pensando en votar a los ultraderechistas de Vox en las elecciones del domingo.

"Las últimas elecciones voté a los de Unidos (as) Podemos, pero ahora no estoy seguro. Todos prometen mucho y no hacen nada. Vox me gusta porque dicen las cosas claras a los independentistas y ya estoy de este tema hasta los huevos", dijo a Télam Rodríguez, agotado después de una intensa jornada de trabajo por la que cobra "una miseria".

"Lo que tienen que hacer es subir más el salario mínimo", añadió este catalán de 57 años cuando se le pregunta por sus ingresos, sin caer en la cuenta de que el presidente saliente, el socialista Pedro Sánchez, y sus eventuales socios de izquierda, proponen una nueva subida hasta los 1.000 euros.