19/04/2019 televisin

La naturaleza se vuelve extrema en la serie "Planeta hostil", de Nat Geo

Filmada en 82 locaciones de todo el planeta, es el resultado de 1.300 días de filmación y del registro de más de 1.800 horas de material fotográfico impactante en hábitats tan diferentes como las montañas, los océanos, las praderas, las junglas, los desiertos y el Ártico.



“Planeta hostil”, la serie documental presentada y narrada por el aventurero experto en supervivencia Bear Grylls sobre los animales que logran adaptarse a los ambientes y circunstancias más extremas, estrenará este domingo a las 23 por National Geographic.

Trailer

“Hay partes de este trabajo que se parecen a la situación de un corresponsal de guerra, donde hay una dinámica de adrenalina, buscando el momento para poder contar la historia”, dijo a Télam el mexicano Guillermo Navarro, productor ejecutivo de la serie y ganador del Oscar en 2007 por la fotografía de “El laberinto del fauno”.

Habitual colaborador del cineasta Guillermo del Toro, Navarro buscó imprimir lo aprendido en su trayectoria en el campo de la ficción al género documental y así dotar a los seis episodios de “Planeta hostil” de “tensión dramática”. "Empecé mi carrera haciendo documental e intentaba traer elementos de la vida real a la ficción. Ahora tuve la oportunidad de traer elementos de la ficción al documental", dijo Navarro.

Télam: Las locaciones debieron ser también hostiles para un equipo de filmación. ¿En dónde les resultó más difícil grabar?
Guillermo Navarro: En todos. En un documental donde estás siguiendo la vida salvaje, tienes una gran cantidad de elementos de riesgo, pero también necesitas de mucha paciencia y de mucha suerte. Son una serie de cosas que se tienen que sumar para que salga todo correcto.

T: ¿Por qué dicen que el planeta es “hostil”?
GN: El planeta está en plena transformación y las especies están haciendo un esfuerzo para sobrevivir. El planeta ha evolucionado en los últimos 50 años más rápidamente que en los últimos seis millones; hay muy poco tiempo para adaptarse. El propósito era crear conciencia de cómo el planeta está cambiando, de que los animales también tienen derechos y nosotros tenemos que cambiar.

T: ¿Creés que este tipo de producciones puede servir para revertir el pensamiento de los negacionistas del cambio climático?
GN: Intentamos ofrecer información real, generar un espacio para buscar la verdad y probarla. No hay que entrar en la discusión, porque el problema avanza, es real y tienes que aprender de ello. Es muy importante para mí contribuir a generar un espacio de conciencia.