19/04/2019 Francia

Michel Houellebecq recibi la Legin de Honor de parte del presidente francs Emmanuel Macron

Incómodo para muchos por sus opiniones controvertidas acerca del papel de Europa en el mapa geopolítico mundial, y de la propia Francia dentro de Europa, además de sus declaraciones sobre los Estados Unidos y el Islam, el autor suele tener la extraña capacidad de anticipar desde la ficción trágicos sucesos que luego devienen realidad.


Luego de haber sido distinguido como caballero de la Legión de Honor, la máxima condecoración que otorga la República Francesa, el pasado 1° de enero, finalmente el polémico y destacado escritor Michel Houellebecq recibió la condecoración ayer de manos del presidente francés Emmanuel Macron.

Pocos días después del incendio que consumió parte de la Catedral de Notre Dame y también la atención de los políticos franceses, Houellebecq recibió la medalla de parte del presidente Macron, que le fue otorgada a él y a 402 personas destacadas por "servicios excepcionales", entre ellos los 23 jugadores de la selección campeona en el Mundial de 2018, frente a un pequeño auditorio donde se encontraban su editora Teresa Cremisi, novelistas y amigos como Frederic Beigbeder y Marin de Viry, y el filósofo Alain Finkielkraut.

Houllebecq, de 63 años, es autor de novelas como "Ampliación del campo de batalla", "Las partículas elementales", "El mapa y el territorio" y "La posibilidad de una isla", además de ensayos, poemas y traducciones, y probablemente sea el escritor francés más conocido en el mundo.

Incómodo para muchos por sus opiniones controvertidas acerca del papel de Europa en el mapa geopolítico mundial, y de la propia Francia dentro de Europa, además de sus declaraciones sobre los Estados Unidos y el Islam, Houellebecq suele tener la extraña capacidad de anticipar desde la ficción trágicos sucesos que luego devienen realidad: el mismo día de 2015 en que su novela "Sumisión", donde imaginaba una Francia conducida por un líder islámico, era distribuida en las librerías francesas, se desarrolló el sangriento atentado en el semanario satírico Charlie Hebdo, donde murió uno de sus grandes amigos, el dibujante Bernard Maris.

En "Serotonina", su nuevo libro, que figura desde hace semanas en las listas de los libros más vendidos en buena parte del mundo, Houellebecq presenta otra ficción que imagina una Francia en crisis, y en donde un grupo de descontentos radicales bloquean autopistas y ponen a París y a la Policía en jaque, justo como poco tiempo después haría el movimiento conocido como los "chalecos amarillos".

Houellebec visitó la Argentina por primera y única vez en 2016, donde dio una serie de conferencias en el Centro Cultural San Martín, el Centro Cultural de la Ciencia y el Centro Cultural Recoleta, siempre en salas llenas por sus cientos de lectores; y aún se recuerda que la noche en que iba a ser agasajado con una fiesta en su honor fue la misma en que murió el cantante Leonard Cohen, lo que lo entristeció al punto de desistir de la celebración.