18/04/2019 opinin

Que viva el metegol

El periodista Walter Vargas analiza para Télam el escenario de los eliminados y los que siguen en carrera de cara a coronarse con el trofeo de la Liga de Campeones.

Walter  Vargas

Por Walter Vargas

Por si hubieran sido poco las sucesivas eliminaciones de Real Madrid, Atlético de Madrid y Juventus, la Liga de Campeones escribió ayer otra página de tinte inesperado con la victoria del Tottenham Spurs a expensas de Manchester City, que de la mano de Pep Guardiola otra vez vio frustrada su esperanza de llegar a la final.

El director técnico que celebró en Etihad fue el argentino Mauricio Pocchetino, cuyo Tottenham llegó al desquite sin su principal figura, Harry Kane, pero pese a perder 4-3 pasó a semifinales con los goles en condición de visitante que anotaron el coreano Son -en dos ocasiones- y el español Fernando Llorente.

En 57 años esta es la segunda vez que los Spurs se meten entre los cuatro primeros de la máxima competencia europea y a la vez considerada la más prestigiosa del planeta a nivel de clubes.

Para llegar a la final el equipo de Pocchetino deberá superar el arduo escollo de un sorpresivo villano, tal el juvenil Ajax de Holanda, que lo visitará en Londres el 30 de abril próximo y lo recibirá en el Amsterdam Arena el 7 de mayo.

"Mis jugadores son héroes", declaró Pocchetino en medio de su natural euforia y asimismo hizo notar que "cualquier cosa es posible en el fútbol".

Para Manchester City, en cambio, la derrota supone un golpe considerable, toda vez que lleva tres temporadas de suculentos desembolsos en materia de refuerzos, suma títulos en Inglaterra pero la célebre "Orejona" le es esquiva.

Los goles del City fueron anotados por Bernardo Silva, Sergio Agüero y Raheem Sterling, que en tiempo de descuento señaló el que hubiera sido el 5-3 decisivo y glorioso, pero el VAR estableció que había existido posición adelantada.

"Esto es cruel, pero hay que asumirlo", admitió Guardiola, amén de agradecer el apoyo de la hinchada del cuadro ciudadano y descontar el enfoque que sus dirigidos tendrán el sábado cuando vuelvan a medirse con Totthenham, en este caso por la Premier League.

En el otro cotejo jugado ayer por los cuartos de final de la Champions, en el Estadio do Dragao de Lisboa, el local Porto cayó por 4-1 a manos de Liverpool, que con un total de 6-1 en la serie selló el pase que lo habilita a enfrentar al gran favorito, Barcelona.

El 1 de mayo el cuadro de Lionel Messi será local en el Camp Nou y una semana después la revancha tendrá lugar en Anfield.

Así planteado el escenario de los eliminados y los que siguen en carrera, ya es un hecho que el sábado 1 de junio el Wanda Metropolitano de Madrid será escenario de una final inédita.

etiquetas