16/04/2019 Antecedentes

Otros edificios icnicos que se incendiaron

La Santisima Trinidad de San Petesburgo y el Museo Nacional de Río de Janeiro fueron algunos de los lugares emblemáticos que al igual que Notre Dame, fueron devastados por las llamas.


Numerosos lugares emblemáticos del patrimonio cultural e histórico de la humanidad han sufrido en los últimos años incendios como el que afectó ayer a la catedral de Notre Dame en París, devastada durante unas horas por el fuego.

Hace trece años, en agosto de 2006, la catedral de la Santísima Trinidad de San Petesburgo (Rusia) corrió una suerte similar, según recordó la agencia EFE. 

En ese caso, la cúpula principal y una de las cuatro menores se derrumbaron a consecuencia de un incendio, cuando se encontraba en proceso de restauración, y recién fue reabierta en 2010.

Hace 22 años, el 11 de abril de 1997, la capilla del arquitecto Guarini en la catedral de San Juan Bautista de Turín (Italia), una joya del Barroco construida para albergar la Sábana Santa, se incendió cuando la catedral realizaba obras de restauración.

De este hecho se recuerda la imagen de los bomberos rompiendo con una maza la cristalera que custodiaba el Santo Sudario, que finalmente fue salvado. Se reabrió en septiembre de 2018.

En ese mismo mes del pasado año las llamas dañaron el Museo Nacional de Río de Janeiro, con 200 años de antigüedad y cuyas 20 millones de piezas databan de diferentes periodos y países.