07/04/2019 La Plata

Insecticidas y el calentamiento global, los principales enemigos de los insectos

En una entrevista con Télam la investigadora Guadalupe del Río señaló que los insecticidas, el calentamiento global y los cambios en el uso del suelo atentan contra las distintas especies de insectos que habitan en el país y son importantes para fenómenos como la polinización.


Los insecticidas, el calentamiento global y los cambios en el uso del suelo atentan contra las distintas especies de insectos que habitan en el país como las luciérnagas, las mariposas y las abejas, fundamentales para el desarrollo de plantas y cultivos por ser polinizadoras.

Así lo explicó durante una entrevista con Télam Guadalupe del Río, investigadora adjunta del Conicet de la división Entomología del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata, parte del equipo que desarrolla el primer portal web sobre insectos que habitan en la Argentina y Uruguay.

La experta precisó que "el calentamiento global y el cambio de temperatura dañan a todas las especies que no pueden adaptarse y muchas de ellas están en peligro" y graficó que "se ven afectados los insectos benéficos como las abejas, mariposas y luciérnagas que son, en su mayoría polinizadoras, lo que perjudica el desarrollo de plantas".

También precisó que perjudica a los insectos la siembra directa sin laboreo de la tierra y el monocultivo como el de la soja.

Del Río manifestó que la cantidad de abejas disminuyó en los últimos años en la Argentina "también por la fumigación de los campos con insecticidas y porque levantaron lugares que tradicionalmente tenían flores y diversidad de especies vegetales para sembrar soja u otro monocultivo".