31/03/2019 Turqua

El oficialismo gana las elecciones municipales, pero pierde la capital

El partido del presidente Recep Tayyip Erdogan se consolidó este domingo con comodidad como la primera fuerza de Turquía, pero perdió Ankara, y se impuso apenas por un pequeño margen en Estambul.

Con casi el 65% de los votos escrutados a nivel nacional, la gran novedad de esta elección es la capital del país, en donde el candidato de la principal fuerza opositora, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), se imponía con 49,92% de los votos, no muy lejos del oficialismo que alcanzaba un 47,73% con cerca del 80% de los sufragios contados. La diferencia era de apenas 56.395 votos.


A nivel nacional, en cambio, la ventaja del oficialista Justicia y Desarrollo (AKP) era muy clara: 46,25% de los votos frente al 30,47% del CHP, según cifras oficiales, publicadas en el portal del diario local Hurriyet.

La jornada electoral transcurrió en relativa tranquilidad en todo el país, excepto en la ciudad de Malatya, en el este del país, donde dos opositores murieron acribillados en choques con simpatizantes oficialistas, y en Diyabakir y Mardin en el sureste del país, de mayoría kurda, donde enfrentamientos entre votantes dejaron varios heridos.