26/03/2019 Mali

La ONU alerta sobre la creciente violencia intertnica

En el último año alrededor de 600 mujeres, niños y hombres murieron en esos episodios violentos y miles de personas se vieron forzadas a desplazarse para escapar de ellos.

La ONU alertó este martes sobre el espiral de violencia étnica que se vive en Mali, donde el fin de semana un autodenominado grupo de autodefensa atacó la localidad de Peulh, en el centro del país, y dejó al menos 153 muertos y 73 heridos.

 "Los terribles ataques del sábado en Mali marcan un repunte en los asesinatos en la región de Mopti en el intento de autodenominados grupos de autodefensa de erradicar a elementos extremistas", subrayó la vocera de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, durante una conferencia en Ginebra.

De los 600 muertos calculados por el organismo, 219 corresponden sólo a este año en ataques caracterizados por la quema de casas y depósitos de alimentos de comunidades enteras, sostiene el organismo en un informe, que fue reproducido por la agencia de noticias EFE. Los responsables del ataque, según sobrevivientes de la vecina localidad de Ogossagou, pertenecen a la comunidad étnica fulani, dedicada tradicionalmente a la caza.



A veces las disputas se deben al acceso al agua y a la tierra, pero en ocasiones se indica que los ataques están motivados por el deseo de erradicar a individuos asociados a grupos extremistas, como Jama'at nusrat al-Islam wal Muslimeen (JNIM), vinculado a la red Al Qaeda en el Sáhara.

etiquetas