14/03/2019 estreno

Rodolfo Durn: "Los actores son dramaturgos del cuerpo"

Llega a la pantalla grande "Lobos", un policial que narra la vida de una particular familia. En diálogo con Télam, su director comentó algunos detalles de su nueva producción.

El realizador Rodolfo Durán estrena  "Lobos", un policial sucio sobre una familia de barrio dedicada al delito y atrapada en una red de poder con intereses que interfieren en su vida, protagonizado por Daniel Fanego, Luciano Cáceres, Alberto Ajaka y César Bordón, que se verá en salas de la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense, Mendoza, Córdoba, Salta, Rosario y Santa Fe.

"Mis últimas películas estaban relacionadas con la comedia romántica o la comedia negra y quería incursionar en el género policial, de modo que cuando empezamos a trabajar el tema del género con la guionista de la película, María Meira, pensamos en una familia que fuese querible, una familia cotidiana con sus hijos, sus problemas, pero insertada en un marco de descomposición social", destacó Durán en una aproximación al filme que se rodó en Avellaneda, Lobos y Villa Devoto entre mayo y junio del año pasado.

Télam: El filme es un policial negro, de un cierto realismo sucio que remite al Conurbano.
Rodolfo Durán: Las locaciones y el relato pueden ser propios del Conurbano. Al pensarla tuvimos de referencia el cine policial a la francesa de las décadas del `60 y el `70: no pensar en una constante de persecuciones y tiroteos sino pensar en situaciones de mucha tensión dramática y algunas explosiones de violencia.

T: Y también el policial negro norteamericano que viene de la literatura.
RD: Cuando hablamos de policial negro estamos hablando de un género que hace visible la descomposición y corrupción en la sociedad y que propone también personajes ambiguos, que no son buenos ni malos. A mí me interesaba que el espectador se pudiera enganchar con los personajes, que los quisiera al mismo tiempo que ve que estos tipos están haciendo cosas tremendas.

T: Ellos son víctimas y victimarios.
RD: En la película se ve que hay una cadena de poder que está sobre ellos como una serie de cajas chinas que se multiplican y que en definitiva son capas de poder y ellos, efectivamente, son victimarios pero también víctimas y se trata de una tragedia.

Lobos
etiquetas