14/03/2019 ciudad de buenos aires

Denuncian "una plaga de ratas" en una escuela

La asociación cooperadora del establecimiento denunció a la empresa encargada de la limpieza por "negligencia". Desde el ministerio de Espacio Público detallaron que ya se habían hecho los trabajos correspondientes al de control de plagas y desratización.



La escuela 20 Rosario Vera Peñaloza, del barrio porteño de Almagro, cerró sus puertas este jueves por segundo día consecutivo después de que directivos y docentes denunciaron la aparición de ratas aunque desde el  Ministerio de Ambiente y Espacio Público confirmaron haber realizado control de plagas y desratización y agregaron que "la última prueba de trampas dio negativo".

Los casi 2.000 alumnos que asisten al colegio, entre 900 que cursan la primaria y los 1.000 que asisten a alguno de l,os cursos de educación no formal,  encontraron esta mañana un cartel que anunciaba que la decisión de mantener cerrado el edificio había sido tomada por el ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

Otro cartel, pero del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, informó que la escuela fue desratizada el 9 de marzo.
"Hace meses que hay una plaga de ratas, entre los padres circulan videos donde se las ve por el colegio", le dijo a Télam Diego Rozo, egresado del colegio y padre de dos nenes que estudian allí.

Fuentes del ministerio de Espacio Público confirmaron a Télam que junto con el área de mantenimiento escolar y la comuna 5, realizaron "reiterados trabajos de control de plagas y desratización en la escuela 20 y alrededores". Detallaron que el sábado 2 de marzo se realizó un control de plagas dentro de la escuela mientras que el domingo, martes y miércoles siguientes se incrementaron los operativos en lugares aledaños al establecimiento.

"Desde el 4 de marzo que queremos que venga el Instituto Pasteur para controlar la situación, pero recién anteayer autorizaron la visita. Hoy nos dijeron que el Pasteur va a convocar al Muñiz y al Gobierno de la Ciudad para trabajar en conjunto en la escuela. Es una pena porque todos estos controles para actuar se deberían haber hecho desde el 12 de febrero para que la escuela estuviese en condiciones cuando arrancaban los chicos", explicó Fabia García Panelli, presidenta de la cooperadora del "Rosarito". García Panelli también aseguró que el supervisor de la zona decidió mantener la escuela abierta "porque los padres tenían la facultad de hacer lo que quisieran con sus hijos y los maestros tenían que controlar que los chicos no toquen la caca de las ratas". 

El lunes 11, los alumnos de el Vera Peñaloza comenzaron el ciclo lectivo pero ayer el colegio suspendió las clases hasta que se encuentre una solución a la plaga.
etiquetas