07/03/2019 opinin

Feminicidio: punto clmine de un espiral de violencia basado en la desigualdad

El femicidio es un término homólogo a homicidio, y sólo se referiría al asesinato de mujeres, mientras que feminicidio incluiría la variable de impunidad que suele estar detrás de estos crímenes, es decir, la inacción o desprotección estatal frente a la violencia hecha contra la mujer. Al respecto opinó para Télam Sara Barni, titular de la Asociación Red Viva, dedicada a la asistencia de víctimas de violencia y abuso sexual.

Sara  Barni

Por Sara Barni

Digamos "época de las cavernas", primera imagen posible "un cavernícola con un garrote en una mano y con la otra arrastrando a una mujer de sus cabellos". Imagen del inicio que el hombre está dotado para dominar a la mujer; cazar, proveer y que la mujer aguarda en la caverna a ser proveída en todos los aspectos.

Vayamos a la actualidad. Una pareja heterosexual, se casa y "decide" tener un hijo. Antes de que nazca querrá saber su sexo biológico para resolver "como el sistema manda", comprarle la ropa adecuada. Si nace con vulva será niña, se le pondrán aros; vestido, usará el cabello largo y será una princesita. Si es varón, no hay problema; con pantalones; remeras y pelo corto se resuelve. Las niñas son un problema. Hay que cuidarlas, no deberán trepar árboles, ellas son pulcras, educadas y calladitas se ven más bonitas. En cambio, el campeón de la casa, al que de repente deseará orinar, solo deberá bajarse los pantalones en la calle y su deseo será cubierto. El, no es un problema.

En el contexto escolar, donde las niñas forman una fila y los varones otra durante la formación y accesos, el patio tiene como eje central la cancha de fútbol, allí juegan los varones y las niñas sólo tienen permitido alentarlos. Las más populares, pueden bailar y corear, el resto sólo admirar a quienes juegan. Aquí el adoctrinamiento social del sistema patriarcal.

Así aceptamos que el varón "delimita" el espacio donde podemos movernos las mujeres. Que a ellos hay que admirarlos, alentarlos y apoyarlos mientras cazan o juegan a la pelota. Otra lección: No existen para entendernos. Estamos ahí para cubrir sus necesidades. Eso les da un escalafón de superioridad, aunque el más deconstruído juré que él no es así.

Los deportes son para ellos, tanto sea para competir como para lucirse y es por ese motivo que la primera aprobación debe provenir de "otro hombre" y eso le dará el éxito y a través de él, los accesorios como autos lujosos; fama y "mujeres".

Se han insertado los roles de género. Socializamos a las mujeres de una forma y a los hombres de otra.

Como verás, es una cultura que se transmite generación en generación donde el rol protagónico y de poder, está "siempre" reservado para el hombre.

El femicidio da cuenta, como figura legal, del asesinato que comete un hombre hacia una mujer por el solo hecho de serlo y cubre ese hecho puntual sin tomar en cuenta el daño que cause, ya que la cosificó y tampoco importará si deja a los hijos sin madre, porque además también estos fueron cosificados.

Desde el vientre los esperan para ser campeones y tomar espacios de poder o al menos intentarlo, aunque no lo logre. El sistema necesita que ellos trabajen duro, para que crean que pueden llegar a ser los mejores. A nosotras nos necesitan en casa para cuidar a los futuros soñadores de éxitos.

Por eso cuando nos revelarnos las mujeres, el hombre nos adoctrina y sino lo logra nos mata dando un mensaje a otras, la sociedad acompaña y los encargados de administrar justicia hacen todo lo posible para no castigarlo.

De esta forma podemos observar que el tejido social del que somos parte, va otorgando el "permiso" para que el feminicidio tenga lugar.

Diana Russell lo define como un crimen de odio hacia las mujeres por ser mujeres, el punto culmine de un espiral de violencia basada en la desigualdad entre hombres y mujeres en una sociedad patriarcal.

Por lo expuesto y por mucho más, es importante que utilicemos el termino feminicidio, para empezar a tomar conciencia social y de esa manera llegar a la verdadera equidad e igualdad. Lo que no se nombra, no existe.

Titular de la Asociación Red Viva, dedicada a la asistencia de víctimas de violencia y abuso sexual, iniciativa que impulsó luego de probar el abuso sexual sufrido por su hija adolescente a manos de quien era su pareja y a quien condenaron a 14 años de prisión.



etiquetas