03/03/2019 Argelia

Protestas tras ratificarse la candidatura de Bouteflika a la reeleccin

La policía de Argelia dispersó este domingo con gases lacrimógenos a miles de estudiantes que protestaron contra la candidatura del presidente a lograr un quinto mandato consecutivo el elecciones del 18 de abril.

 Al vencer este domingo el plazo para inscribir las postulaciones, el actual presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, de 82 años, registró la suya pese a estar internado en un hospital en Suiza, mientras el principal opositor, Ali Benflis, anunció que se abstendrá de participar de esos comicios. Las elecciones presidenciales están convocadas para el 18 de abril próximo y la tensión se instaló de manera definitiva en Argel, la capital, después de semanas de protestas, que crecen y se multiplican en otras partes del país.



 Los choques entre manifestantes y policías ocurrieron cerca de la sede del Consejo Constitucional en Argel, donde los estudiantes querían llegar para pedir la inhabilitación de la candidatura de Buteflika por incapacidad, reportó la agencia de noticias Europa Press.



La postulación de Bouteflika generó un conflicto de poderes, pues, por un lado, el Consejo Constitucional admitió la solicitud presentada en su nombre por el ministro de Transportes, Abdelghani Zaalane. Pero, por otra parte, el presidente de la Alta Instancia Independiente para la Vigilancia Electoral (Hiise, en francés), Abdelwahab Derbal, advirtió en rueda de prensa que “la ley es muy clara y cada candidato presidencial debe entregar él mismo su solicitud”.




¿Quién es Abdelaziz Bouteflika?

Bouteflika llegó al poder en 1999 y fue el gobernante que terminó de sacar al país de la guerra civil iniciada a principio de esa década, tras la victoria en las urnas de una fuerza islamista, un resultado que nunca fue aceptado.

En 2008, cambió el límite constitucional para el mandato presidencial y se presentó a un tercer gobierno. Ganó con el 90% de los votos y, seis años después, con 82%.



Tras 14 años en el poder, Bouteflika tuvo un infarto y sufrió un derrame cerebral, que lo mantuvo internado durante 80 días en un hospital en París.

Desde entonces casi no aparece en público y su salud se ha convertido en una cuestión de Estado y una fuente inagotable de rumores.