25/02/2019 Buenos Aires, Argentina

Alfonso Cuarn gan por segunda vez el Oscar como Mejor Director

El realizador mexicano Alfonso Cuarón ganó el Oscar como Mejor Director de la 91 edición de los premios Oscar, prolongando la hegemomía mexicana en esa categoría, donde los realizadores aztecas ganaron en cinco de las últimas seis entregas.


El realizador mexicano Alfonso Cuarón ganó el Oscar como Mejor Director de la 91 edición de los premios Oscar, prolongando la hegemomía mexicana en esa categoría, donde los realizadores aztecas ganaron en cinco de las últimas seis entregas.

Este es el segundo Oscar como director para Cuarón, que previamente lo había ganado en 2014 con "Gravedad", inaugurando una "serie mexicana" en la que se anotaron Alejandro González Iñarritu ("Birdman" y "El renacido" en 2015 y 2016) y Guillermo del Toro ("La forma del agua", en 2018).

Alfonso Cuarón, nacido en 1961 en Ciudad de México, es uno de los cineastas mexicanos más respetados y laureados de la actualidad, quien debutó en 1991 con "Sólo con tu pareja", que le sirvió como carta de presentación para cuatro años más tarde dirigir "La princesita" y luego, "Grandes esperanzas" -ambas en Estados Unidos-, antes de volver a su tierra y consagrarse con "Y tu mamá también", en 2001.

En esa historia, Gael García Bernal y Diego Luna interpretan a dos jóvenes casi adolescentes, amigos de diferente clase social, que invitan a una joven española, encarnada por la aplaudida Maribel Verdú, a un viaje ficticio que cambiará por completo sus vidas.

El éxito fue inmediato y catapultó nuevamente a Cuarón para volver al cine industrial y dirigir en 2004 "Harry Potter y el prisionero de Azkabán", volvió con "Hijos del hombre", de ciencia ficción distópica.

Luego, tras siete años de ausencia como director reapareció con "Gravedad", esta vez en el espacio lejano.

En "Roma", Cuarón prefirió regresar por sus fueros y muy particularmente a su propia historia de vida, en aquellos años previos a su carrera cinematográfica, una mirada que resulta superadora porque escruta a la sociedad mexicana.