20/02/2019 infografa

Contina el alerta amarillo por la ola de calor

El pronóstico prevee nubosidad variable, baja probabilidad de tormentas aisladas, caluroso y con 37° y elevada sensación términa en lo que sería el segundo día consecutivo de la ola de calor.

La Ciudad de Buenos Aires, Ezeiza y La Plata se encuentran hoy en naranja en el Sistema de Alerta Temprana por Olas de Calor y Salud (SAT-OCS), lo que implica que puede ser muy peligroso para los niños, personas mayores y con salud vulnerable, alertó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En tanto, en localidades de las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Mendoza, Santa Fe, Córdoba, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, San Luis y Salta están en amarillo en el SAT-OCS.

Ayer, la sensación térmica en la ciudad de Buenos Aires trepó hasta los 40 grados a las 15, en una jornada agobiante en casi todo el país, donde las temperaturas superaron los 35 grados.

En este contexto, la Secretaría de Salud de la Nación indicó recomendaciones específicas para estas poblaciones vulnerable como no esperar a que pidan agua, ya que pueden no tener sensación de sed e igual estar deshidratados.

"Conviene ofrecerles continuamente líquidos, preferentemente agua o jugos naturales. En el caso de lactantes es recomendable darles el pecho de manera más frecuente", indicó la cartera.

También recomendó procurar que vistan con ropa holgada, liviana, de algodón y de colores claros; bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia; evitar que se expongan al sol, especialmente de 10 a 16 horas, y luego de este horario colocarles gorro y protector solar.

Una sugerencia más es que, en la medida de lo posible, se mantenga a esta población en lugares bien ventilados o con aire acondicionado (ya sea en su casa o en lugares públicos).

La Secretaría señaló que es importante prestar atención a signos de alerta como sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros.

En los bebés, también hay que controlar que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.

Ante la aparición de los síntomas es importante concurrir al centro de salud más cercano.