18/02/2019 Israel

Aliados europeos de Netanyahu boicotean una cumbre

Polonia canceló su participación en una cumbre en Jerusalén y provocó el colapso del encuentro, luego de que el canciller en funciones del gobierno saliente del primer ministro Benjamin Netanyahu dijera que los polacos "colaboraron con los nazis" y "mamaron antisemitismo con la leche de sus madres".


La decisión de Polonia arrastró tras de sí a Hungría, República Checa y Eslovaquia, los cuatro países europeos más cercanos a Netanyahu y aquellos a los que el primer ministro presenta como un ejemplo de colaboración con Israel mientras rechaza las críticas del grueso de los países de la Unión Europea (UE) a la colonización de Palestina.

El cortocircuito, además, marca un nuevo punto bajo en un largo desencuentro entre Polonia e Israel sobre cómo recordar y caracterizar las acciones de la población polaca hacia los judíos durante la ocupación alemana de Polonia en la Segunda Guerra Mundial.

Netanyahu había promovido la reunión de este lunes con los líderes de las cuatro naciones centroeuropeas, que juntas forman el llamado Grupo de Visegrado, como un paso importante en su acercamiento a esos gobiernos, con los que cuenta para contrarrestar los cuestionamientos que Israel suele enfrentar en foros internacionales.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ya había anunciado ayer que él no participaría en protesta por comentarios que hizo Netanyahu la semana pasada sobre la colaboración de los polacos con los nazis.

Morawiecki dio hoy un paso más y canceló toda la participación de Polonia tras comentarios del canciller en funciones de Israel, que el premier polaco denunció como "racistas" y "absolutamente inaceptables".
etiquetas