17/02/2019 Tlam en Venezuela

Detalles de la vida cotidiana del desabastecimiento y la hiperinflacin

El salario mínimo mensual insuficiente para pagar una consumición sencilla en un restaurante, es una de las postales que ofrece hoy la Venezuela del desabastecimiento y la hiperinflación.

Por Alejandro J. Lomuto

Avenidas y autopistas con tránsito inusualmente fluido en horas pico, esperas de una hora o más para poder tomar el subterráneo, un mercado secundario de compraventa de aceite usado para automóviles y el salario mínimo mensual insuficiente para pagar una consumición sencilla en un restaurante, son algunas de las postales que ofrece hoy la Venezuela del desabastecimiento y la hiperinflación.

Lo primero que sorprende al cronista que llevaba algunos años sin visitar Caracas es comprobar que ya no hay avenidas ni autopistas "trancadas" a ninguna hora.

Los embotellamientos eran una de las principales características de la capital venezolana, donde el sistema de transporte público está muy poco desarrollado y el precio del combustible siempre fue por lejos el más barato del mundo. Empero, aunque actualmente el litro de nafta cuesta un centavo de dólar contra 1,09 dólar de promedio universal, según el sitio especializado Global Petrol Prices, hay cada vez menos vehículos en las calles como consecuencia de la escasez de divisas, el desabastecimiento de toda clase de productos y la hiperinflación.