15/02/2019 msica

El "realismo sucio bonaerense" de Las Armas Bs. As. copa el Pura Vida de La Plata

El trío rockero continuará presentando su segundo y elogiado disco "El camino no elegido" con un concierto que ofrecerá este sábado a las 23 en el tradicional reducto platense.



El trío rockero Las Armas Bs. As. continuará presentando su segundo y elogiado disco "El camino no elegido" con un concierto que ofrecerá este sábado a las 23 en el tradicional reducto platense Pura Vida, ubicado en Diagonal 78 entre 8 y 61 de la capital bonaerense.

La banda platense -conformada por Ramiro García Morete en voz y guitarra, Ezequiel Gómez Santa María en bajo y Joaquín Inza en batería- que cruza un rock moderno con elementos del blues y el country, tamizados con una lírica bañada en el "realismo sucio bonaerense".


Los integrantes de este interesante trio charlaron con Télam:


-T: ¿Por qué el nombre del disco? ¿qué fue cambiando en el sonido y las composiciones en este tiempo de tocar tanto el primero?
-Ramiro: El nombre del disco remite abiertamente a un poema de Robert Frost, un poeta fundamental y fundacional de la poesía norteamericana, que en cierto modo implica no solo el camino que no se elige sino el que se elige, y un diálogo entre las dos vertientes. Entendíamos que en el relato sonoro y logístico de la banda y en las letras en sí había esta oscilación. No es una celebración que algunos interpretan como "tomamos el camino correcto", según las canciones va oscilando entre eso. Por ejemplo, en Blues de la Calchaquí al tipo el camino lo deja destrozado y en Blues del gato es una cuestión ideológica o filosófica que está orgulloso.

-T: Con Blues del gato y De la Calchaquí, ¿profundizaron esa línea de realismo sucio bonaerense? Es cosa de trasladar a Charles Bukowski al conurbano?
-R: Muchas de estas cosas son a posteriori, no son intencionales, emergen de ahí. De hecho, las canciones que hay en el disco por ahí había otras y uno interpreta el recorte. Nuestra idea de lo bonaerense o lo geográficamente próximo nunca fue desde el realismo, sino todo lo contrario. Si hablábamos de Salamone o de esas figuras era como no creer en el realismo como algo chato y plano sino como algo explosivo y lleno de sentido. Nuestra mirada de lo que se llama cotidiano no es desde un lugar de la literalidad. A veces el arte se trata de encontrar lo familiar en lo extraño y lo extraño en lo familiar. Sentido, ficción y belleza puede haber en cualquier lugar, eso sí se sostuvo y quizás es un poco más urbano.
etiquetas