14/02/2019 Siria

Una adolescente embarazada quiere volver al Reino Unido tras haberse unido al ISIS

La británica Shamima Begum, quien se unió al Estado Islámico hace cuatro años, quiere volver a su país ya que teme por la salud de su bebé tras la muerte por enfermedad y desnutrición de sus dos primeros hijos.

Una adolescente británica de 19 años embarazada de nueve meses que hace cuatro años huyó del Reino Unido para unirse a los extremistas del grupo Estado Islámico (EI), en Siria, dijo que "quiere volver a casa", aunque no está claro si podrá hacerlo.



Ella era una de las tres alumnas que en 2015 se escaparon de su hogar en Bethnal Green, en las afueras de Londres, para viajar a Siria a unirse al EI; en un momento en que el reclutamiento del grupo en línea había llevado a varios adolescentes a unirse al califato.



Begum contó que al llegar a la ciudad siria de Al Raqqa, la que fuera "capital" del EI, se quedó en una casa junto con otras novias recién llegadas y que pidió casarse con un combatiente de "habla inglesa de entre 20 y 25 años". Diez días después de casó con un holandés de 27 años y ha estado con él desde entonces.

Juntos huyeron hace dos semanas de Baghuz, el último reducto que controla el EI de su "califato", que está siendo atacado por milicias autonomistas kurdo-sirias apoyadas por bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos. Ambos están ahora, junto con otras 39.000 personas, en un campamento de refugiados del norte de Siria.

Al ser consultada sobre su vida en el "califato", Begum aseguró que llevaba "una vida normal. La vida que se ve en los videos de propaganda, normal", afirmó. Sin reservas, contó que no se arrepintió de haberse unido al grupo y que no se alarmó la primera vez que vio la decapitación de una víctima de los extremistas. "No me desconcertó en absoluto (...). Sólo pensé en lo que le habría hecho a una mujer musulmana si hubiera tenido la oportunidad", sostuvo.

El secretario de Estado de Seguridad británico, Ben Wallace, dijo que es "preocupante" que Begum no exprese remordimientos y advirtió que deberá afrontar las consecuencias.