14/02/2019 Turqua

La polica cree que el cuerpo del periodista saudita fue quemado en un horno

Se trata de un horno subterráneo ubicado en el jardín del consulado saudita en Estambul, utilizado para cocinar "kebab", que puede alcanzar 1.000 grados de temperatura, suficiente para eliminar todo rastro de ADN.

La policía turca sospecha que el cuerpo del periodista disidente saudita Jamal Khashoggi, asesinado el año pasado en el consulado de su país en Estambul, fue quemado en un horno ubicado en el jardín de la delegación, que fue descubierto durante la investigación.

 Así lo señala un informe policial citado este jueves la agencia de noticias Anatolia y el diario turco Hurriyet Daily News, que precisa que el horno subterráneo, utilizado para cocinar "kebab", puede alcanzar 1.000 grados de temperatura, suficiente para eliminar todo rastro de ADN.

Las investigaciones revelaron que el cuerpo de Khashoggi fue descuartizado en las dependencias del consulado, aparentemente por un comando de agentes sauditas, aunque hasta ahora sus restos no han aparecido.

El caso de Jamal Khashoggi

Khashoggi, columnista de The Washington Post y crítico prominente del príncipe heredero Mohamed bin Salman, desapareció después de ingresar al Consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre.

 Tras varias semanas de negar el asesinato y bajo fuerte presión internacional, Riad finalmente arrestó a 18 personas, pero las preguntas sobre el paradero del cuerpo de Khashoggi siguen sin respuesta.

Pese a los reclamos turcos, Riad no sólo no involucró al príncipe heredero, sino que lo puso al frente de la reestructuración de los servicios de inteligencia.