11/02/2019 La Plata

El Colegio Lincoln neg su reapertura ante la protesta de familiares del nio ahogado

El colegio ratificó así que "no volverá a abrir normalmente", sino que está brindando "talleres de contención para padres y nenes" que asisten a la colonia.

El Colegio Lincoln de La Plata negó hoy que haya reabierto sus puertas luego de la muerte de Lucas Kevin Lin, el nene que se ahogó en la pileta de la colonia y cuyos familiares y amigos se concentraron esta mañana frente al establecimiento para impedir el regreso a las actividades habituales, tal como se había anunciado en las últimas horas.

El colegio ratificó así que "no volverá a abrir normalmente", sino que está brindando "talleres de contención para padres y nenes" que asisten a la colonia.

"Pasó una semana y sigo esperando una explicación, vinimos acá para que nos digan qué pasó”, dijo Lincoln Min Lin, papá de Lucas, quien se acercó esta mañana a la puerta de la sede, situada en 40 entre 6 y 7, junto a decenas de personas.

“Estamos reclamando de modo silencioso y pacífico y queremos advertirles a los padres sobre lo que ocurrió con mi hijo. Ojalá no pase de nuevo lo que le pasó a Lucas, creo que si la gente del colegio tiene corazón no debe abrir hoy”, remarcó Lin.

Ayer había circulado un comunicado en el que el colegio anunciaba “la reanudación de las actividades” mientras esperaba que “se expida la justicia”.

El anuncio generó malestar en la familia de Lucas, que enseguida convocó a la concentración ante un eventual inicio de actividades dentro del predio donde funcionaba la colonia, en el que todavía continúan las pericias.

La Municipalidad platense, en tanto, aseguró que “no se permitirá el ingreso de niños a la colonia hasta que la justicia informe si la institución puede reabrir sus puertas en el complejo de 518 y 137”.

Desde el colegio, no obstante, aclararon que se reabrieron las puertas porque "es necesario reorganizar el cronograma educativo” y que las actividades que se realizan son de “contención” con grupos interdisciplinarios.

“Estuvimos cerrados con tres días de duelo, ahora está trabajando un equipo interdisciplinario formado por psicólogas, trabajadoras sociales y acompañantes, por un lado con los niños que asisten a la colonia y por otro lado, con los papás de esos niños”, explicó a Télam la abogada de la institución, Marisa Gonzales Farina.

Los talleres se desarrollan en el propio colegio y no en el predio deportivo donde murió Lucas y de acuerdo a la abogada, están enfocados en "contener a los niños y padres a partir de lo que ocurrió el martes pasado".

“Les pedimos los consentimientos necesarios a las familias que deseen hacer uso de este servicio", agregó la representante del colegio.

Por su parte Gastón Pombo, amigo de la familia de Lucas, dijo que “hoy empieza un desfile de testimoniales y que será un día importante en la causa”.

"La gente del colegio tiene que estar tranquila, sólo buscamos la verdad para que Lucas esté en paz. No sé qué se le puede decir a un papá que llevó a su hijo a divertirse y se lo devolvieron muerto", cuestionó.

Y agregó: "Quiero decirles a todos los actores del Lincoln que nadie les va a impedir abrir la colonia o el colegio si la justicia lo autoriza. Sólo pedimos que se pongan la mano en el corazón y piensen si no deberían cerrar hasta que se sepa la verdad".