06/02/2019 Estados Unidos

Los mximos funcionarios de Virginia, en la cuerda floja por casos de racismo y abuso

Una creciente crisis política explotó a niveles con pocos precedentes cuando el fiscal general de ese estado confesó haber pintado su cara de negro en la década de 1980 y una mujer detalló en público su acusación de abuso sexual contra el vicegobernador.


La carrera política del gobernador Ralph Northam ya está en la cuerda floja por una foto racista en su anuario escolar de 1984, y los acontecimientos de la jornada amenazan con derribar a los tres máximos funcionarios electos del estado, todos ellos del opositor Partido Demócrata.

La crisis dio este miércoles un nuevo giro para peor cuando el fiscal general Mark Herring admitió en un comunicado haber usado maquillaje marrón y una peluca en 1980 para parecerse a un rapero negro durante una fiesta en la Universidad de Virginia, cuando tenía 19 años.



Herring -quien estaba entre los que exigían la renuncia de Northam, dijo que se sentía "profundamente triste por el dolor" que causaba con su revelación.

Agregó que, en los próximos días, "conversaciones y discusiones sinceras dejarán en claro si puedo o si debería continuar sirviendo como fiscal general" de Virginia.