27/01/2019 jornada de la juventud

Francisco dijo que los jvenes que participaron de la Jornada "hicieron vibrar al mundo"

El Papa agradeció hoy el trabajo de quienes organizaron y participaron en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá y aseguró que los jóvenes hicieron "vibrar" al país centroamericano, al resto de América y al mundo entero.


Se calcula que unas 700.000 personas asistieron a la misa realizada en el campo San Juan Pablo II, de 75 hectáreas y a unos 9 kilómetros al este de la capital panameña.

La mitad de los asistentes, por lo menos, había dormido allí mismo, tras participar el sábado en la vigilia durante la cual el pontífice les pidió que "sean como la Virgen María, la 'influencer' de Dios".



Durante la homilía, el Papa recordó hoy a los jóvenes que "no son el futuro" sino "el ahora de Dios", criticó a una sociedad que les está "adormeciendo" y lamentó que muchos piensen que "su vida es una promesa tan solo para el futuro y nada tiene que ver con vuestro presente".

El sumo pontífice cuestionó que se piense que ser joven es "un sinónimo de sala de espera de quien aguarda el turno de su hora" y mientras tanto se les inventa "un futuro higiénicamente bien empaquetado y sin consecuencias, bien armado y garantizado con todo bien asegurado".

Y, sin embargo, alentó el papa: "Ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro sino el ahora de Dios", reportaron las agencias EFE y DPA.