21/01/2019 programacin

Claudio Mara Domnguez: "El otro no es el otro sino vos en ese cuerpo"

Con el comienzo de 2019, el periodista y escritor, que conduce en Radio10 y Pop su ciclo "Hacete cargo", volvió a C5N donde los sábados y los domingos presenta un monólogo que aborda diferentes temas espirituales.


En el tercer fin de semana de esta vuelta, y según él mismo reconoce orgulloso, el ciclo que además se repite de madrugada también con muy buena llegada, ya alcanza un promedio de 500.000 espectadores en todo el país.

Domínguez, que se hizo conocido hace medio siglo por haber triunfado en el ciclo de preguntas y respuestas "Odol Pregunta", y después por haber trabajado en la distribución de cine y vídeo, numerosos ciclos periodísticos y hasta guionista -de "La marca del deseo"- finalmente se quedó con la reflexión y la autoayuda.

-Télam: Hay algo que siempre sorprende en sus programas: la variedad de temas y la empatía que encuentra con la gente común...

-CMD: Empatía es la sensación de que hay una unión de corazón de uno a otro, que el otro en realidad no es el otro, sino sos vos en ese cuerpo. Alguna vez me explicaron que si viviéramos la vida pensando que todo lo que le haces a otra persona vuelve multiplicado en todo sentido, lo luminoso o lo denso, todo vuelve multiplicado en tu cuerpo, en tu mente y en tu energía.

-T: Lo importante es ayudar a la gente...

-CMD: Para mí es Claro que no se puede salir a dañar y perjudicar a nadie sino más bien embellecer la vida la gente, trazar lineamientos para que ellos crean en sí mismos, y ese es el leitmotiv de lo que yo hago y está funcionando perfectamente. Hay que contarles a los demás que es el momento de creer en ellos mismos y de convertirse en los protagonistas de su historia de amor con la vida, no actores berretas de películas ajenas.

-T: ¿Cómo explica el retroceso en la televisión de los cultos históricos y al avance de las iglesias pentecostales?

-CMD: Creo que son muy pocos los que pueden transmitir mensajes de optimismo, aquí y el ahora y el creer en uno mismo, y de no vivir buscando rituales externos o autorizaciones oficiales, para ser felices. Siempre se dice que una persona verdaderamente religiosa, ya se ha hecho religiosa de la existencia y no tiene que ir a un templo a una determinada hora para que baje un espíritu santo y lo ilumine.

-T: ¿Cómo se explica esta realidad?

-CMD: El gran fracaso de las religiones es justamente ese. Tenemos 8.500 millones en el planeta de los cuales 8.000 millones tienen una "religión" porque hay 186. Pero ¿por qué la gente no es feliz? Todos están llenos de rencor y resentimiento y se matan los unos a los otros, incluso el nombre de Dios. ¿Voy a una iglesia y lloro frente a una estatua creyendo que es un santo, y después no soy capaz de ver al santo en un enfermo o en un discapacitado...? No cierra.

-T: ¿Cuál es la principal necesidad de la gente?

-CMD: Es la de conocer la verdad, qué somos realmente.

-T: ¿Cual es la peor pobreza?

-CMD: La gran pobreza es la de la ignorancia, no saber quiénes somos y poder desarrollar el potencial infinito de una vida que se llame vida. Debería haber no solo abundancia de guita sino de salud, endorfinas, de abrazos, de besos. Nos merecemos una vida de riqueza y no de pobreza o chiquitaje. Todo el que salga a la vida como un pobrecito va a recibir limosnita.

-T: ¿Qué es lo que más le entusiasma de sus programas?

-CMD: Cuando los hago voy perdiendo la noción del tiempo. Siempre soy feliz y no porque ahora tenga éxito masivo del Ibope de turno. Disfruto igual con un millón que con veinte espectadores.

-T: ¿Cree haberse convertido en una especie de vocero de grandes seres espirituales?

-CMD: Disfruto contar a la criolla los mensajes de esos grandes. Disfruto tanto que no pienso en el pasado, no recuerdo nada, no supongo, no me voy al futuro, estoy en el aquí y ahora en éxtasis. Este es un "sacro oficio".

-T: ¿Qué piensa para el futuro?

-CMD: No tengo futuro como expectativa. Uno de los temas claves de mis charlas es que la vida que estás teniendo es en este instante. Se puede hacer una planificación, es verdad, pero no atarte a un resultado. En la medida que visualizo lo que deseo, se va a precipitar el resultado. Se agradecido y nunca prefieras tener razón. ¿Querés tener razón o ser feliz?

-T: ¿Porqué esa disyuntiva?

-CMD: El otro también quiere tener razón y va a haber una lucha de egos, como de gallos de riña. Ser feliz incluso ceder pero no negociar mi libertad, porque no se negocia, y con esto ya estoy bien.

etiquetas