17/01/2019 show

Bombas de amor se lanzan en Quilmes y Palermo

Bombas de Amor tocará hoy, a las 21, en Il Amichi Bar, Sarmiento 1618, de San Miguel; y el viernes y el sábado, a las 22, en Club V, avenida Corrientes 5008, de Palermo.

Bombas de Amor, quinteto que integran Gori, actual miembro de Ratones Paranoicos y Juanse, y músicos de importantes bandas del under, ofrecerá una serie de shows que tendrá esta noche en Quilmes su primera presentación y dos, el viernes y sábado, en Palermo.
 

Este proyecto que hizo germinar el ex bajista de Fun People Julian Chuly Poggiese (actual Los Sacramentos) en una de sus visitas al país hace tres veranos junto a Gori Loncharich (guitarra), se completa con Franco Morresi (ex Satan Dealers) en guitarras, Chino Biscotti (Cadena Perpetua) en batería y Juan Novoa (Inseparables) en voz, últimos dos también de Pelea de Gallos.

Chuly y Gori habían tocado juntos en Fun People en la época de su cuarto y quinto disco, “Experience” y “The Art(e) of Romance, pero tras ello Chuly se mudó a Barcelona y Gori se abrió nuevos caminos con Fantasmagoria, Hermanos de distinto padre y madre y algunos proyectos novedosos aunque pasajeros.

Bombas de Amor tocará hoy, a las 21, en Il Amichi Bar, Sarmiento 1618, de San Miguel; y mañana y pasado, a las 22, en Club V, avenida Corrientes 5008, de Palermo.

- Télam: ¿Cómo surge Bombas de Amor?
- Gori Loncharich: Hace tres años Chuly vino a Buenos Aires a pasar las fiestas con su familia y se quedó un mes más. Se le ocurrió grabar un tema con Franco y el Chino y pensamos en Juan. Nos juntamos en la casa del Chino, nos mostró la canción y la tocamos. Teníamos unas melodías más así que fuimos al estudio Moscú y escribimos las letras. Ese día empezamos a grabar a las 16 y terminamos a las 6 de la mañana. Fue increíble.

- T: ¿Cómo se mantuvo la banda después de que Chuly se fue?
- GL: Cada vez que se va nos queda la nostalgia. Es la onda expansiva: escuchar 200 veces lo que grabamos, mezclar, pasar las pistas, los arreglos... La primera vez le enviamos el máster a Chuly y él se encargó de hacer el vinilo allá. El segundo (“Seguir latiendo”) lo grabamos en José Mármol y este verano llegamos a grabar “Pasaje Voltaire” sólo en formato digital. Nuestra idea es que pase un disco todos los veranos.

- T: ¿Se plantearon algún sonido antes de grabar?
- GL: No. Musicalmente todos venimos del mismo palo. Con Chuly tocamos hardcore, punk rock y un poco de pop, el Chino y Juan vienen del punk y power, también Franco. Las influencias son los Ramones, Stones, Radio Birdman y algo más pop. Todos somos melómanos y escuchamos música desde muy chicos pero al momento de tocar nos salió una especie de ramones paranoicos, los temas son medio “rolinga” pero estamos enojados (risas).