07/01/2019 Informe

Los principales casos de bsqueda de personas en los que intervino el Sifebu

El Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu) logró resolver más del 50% de los casos en que intervino, entre los que se destaca la aparición sin vida de Micaela García, ocurrida en abril de 2017 en Gualeguay, Entre Ríos.

El caso de Micaela, una adolescente que desapareció el 1° de abril de 2017 en Gualeguay, Entre Ríos, tuvo gran repercusión nacional. El Sifebu, desde el momento de su desaparición, se contactó con el Fiscal de la causa para brindarle los recursos que posee el Ministerio de Seguridad.

Las acciones implementadas fueron avisar al Sistema Federal de Comunicaciones Federales, pedir las últimas comunicaciones a una empresa de telefonía privada y el impacto en antenas del chip del celular de la joven y su novio. Además,hubo rastrillajes en el río Gualeguay, donde se había recibido una denuncia y se intensificaron los controles en las rutas de parte de la Gendarmería Nacional.

Por su parte, se ofreció una recompensa por el programa Buscar que posee el Ministerio.

Una vez hallado el cadáver de Micaela, el Ministerio de Seguridad difundió la imagen de Sebastián Wagner, el único sospechoso, por todas las comisarías, con el fin de dar con su paradero, que finalmente se logró. Otros casos en los que la acción del Sifebu fueron determinantes son los de Teresa Farre y Mirta Graciela.

Teresa es una mujer de 80 años que vive en la Ciudad de Buenos Aires y cuyo paradero se desconocía desde febrero de 2016. A través de la difusión de su rostro en un afiche, una persona se comunicó con el Sifebu que conocía a la persona y la veía cada vez que iba a almorzar en el restaurante donde trabaja.

Una vez constatado el dato, el organismo se comunicó con la Fiscalía actuante y dieron paso a contactar a la mujer, quien expresó de propia voluntad de no tener contacto con su familia. 

En tanto, en el caso de Mirta Graciela, una menor de 14 años que se escapó de su casa en la provincia de Buenos Aires, a base de entrevistas con vecinos y conocidos se dilucidó que viajó a Paraguay, su país natal, con un vecino de 34 años. La Fiscalía, con la cooperación del Sifebu, solicitó información migratoria y se determinó que salió de la Argentina con el documento de su hermana mayor.

Con intervención de la Fiscalía, el Sifebu e Interpol se logró dar con el paradero de la menor y pudo volver con su familia.

Por último, Mariela Tasat era una joven que desapareció en septiembre de 2002 cuando tenía 14 años. Durante más de 15 años su familia la estuvo buscando y gracias a la intervención de la Coordinación de Búsqueda e Identificación de Personas NN del Sifebu, fue identificada en octubre de 2017.

Mariela sufrió un accidente ferroviario en las vías de la Línea General Roca, el mismo día de su desaparición, ingresó en dos hospitales y finalmente fue inhumada en el Cementerio de Lanús, siempre, como NN. Para este caso actuaron en coordinación la fiscalía de Lomas de Zamora, la Superintendencia de Policía Científica de la PFA, el Equipo Argentino de Antropología Forense y la familia de Mariela.