30/12/2018 Brasil

Netanyahu dijo que Bolsonaro le prometi trasladar la embajada a Jerusaln

El primer ministro israelí informó a la prensa que el presidente electo de Brasil confirmó el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, tal como lo hizo el gobierno de EEUU de Donald Trump.

Por Pablo Giuliano

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, reveló este domingo que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, le confirmó que trasladará la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo la línea diplomática inaugurada por Estados Unidos bajo la gestión de Donald Trump. La confirmación sobre el cambio de sede de la embajada -que es rechazada por la Autoridad Nacional Palestina- fue realizada durante una reunión entre Netanyahu y Bolsonaro en Río de Janeiro. 


"Bolsonaro me dijo que se hará y que resta saber cuándo se hará", aseguró el premier en un discurso ante la comunidad israelí en Río de Janeiro. Netanyahu encuentra desde el viernes en Río para participar de la asunción del ex capitán ultraderechista, el martes 1 en Brasilia. En un hotel de Copacabana, bajo 40 grados de calor, Netanhayu afirmó que "Brasil es el principal interés de Israel actualmente".

Netanyahu y Bolsonaro en Brasilia


Netanyahu y Bolsonaro hablaron además sobre la tecnología de irrigación que poseen empresas israelíes y que podrían ser aplicadas en el semi árido brasileño, en la región nordeste, un bastión de la principal fuerza opositora, el Partido de los Trabajadores (PT). Dentro de la campaña de Netanyahu de ganar nuevos aliados mundiales, especialmente entre antiguos simpatizantes de la causa palestina, el premier aseguró que Brasil es un mercado en ciernes para Israel. "Sólo hay dos formas de que las empresas crezcan: con nuevos productos o con nuevos mercados", dijo el líder del partido derechista Likud, quien también ofreció tecnología en seguridad como la utilizada por Israel en la frontera con Egipto.

El traslado de la embajada brasileña en Israel, sin embargo, no cayó bien dentro de todos los sectores de la heterogénea base de apoyos de Bolsonaro. La decisión encendió un alerta dentro del oficialista bloque ruralista, que exporta gran parte de la producción avicola y de carne halal al mundo árabe y teme represalias económicas.