28/12/2018 Egipto

La ola de ataques yihadistas no cesa desde 2013

En 2017, el país árabe fue el segundo en el mundo con más muertos en atentados, con un total de 361.

Egipto está sumido en una nueva ola de ataques, perpetrados en su mayoría por Wilayat al Sina, filial local del grupo radical Estado Islámico (EI), desde el golpe de Estado que en 2013 derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi, y la explosión de un colectivo con turistas vino hoy a continuar esa serie de hechos sangrientos.

En 2017, el país árabe fue el segundo en el mundo con más muertos en atentados -un total de 361- y el séptimo con más ataques, según reveló el Índice Global de Terrorismo presentado a principio de mes por el Instituto para la Economía y la Paz de Australia.

El más mortífero de ellos fue el cometido por Wilayat al Sina contra la mezquita de Al Rawdah, en el norte de la península del Sinaí, donde 311 personas fallecieron y otras 122 resultaron heridas, en el que es considerado el peor ataque de la historia del país.

Los atacantes colocaron artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita adscrita a la rama del islam sufí, una comunidad que la línea ultraconservadora salafista del EI considera herética.